Kepacrepa busca expandir su franquicia en el Bajío
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Kepacrepa busca expandir su franquicia en el Bajío

COMPARTIR

···

Kepacrepa busca expandir su franquicia en el Bajío

La empresa hidalguense tiene como objetivo las ciudades de Celaya, Querétaro, León y San Luis Potosí

Lucero Almanza
09/05/2018
Actualización 09/05/2018 - 8:37

La franquicia hidalguense Kepacrepa tiene como objetivo este año incrementar su presencia en el Bajío con al menos tres nuevos puntos de venta.

Claudia Esquivel, gerente comercial de la empresa, aseguró que la región presenta una amplia oportunidad de negocio para la actividad de servicios.

El desarrollo de plazas comerciales, que va de la mano con el crecimiento en otros segmentos como el inmobiliario, conlleva a que se proyecte la operación de dos nuevos puntos de venta en Querétaro y uno más en Guanajuato, dijo.

Actualmente, mencionó Esquivel, la marca cuenta con un punto de venta en Querétaro, y se encuentra en busca de inversionistas para las plazas de Paseo Querétaro y Explanada Balvanera, en donde ya cuentan con los espacios autorizados.

En Guanajuato, la marca tiene un punto de operación en la ciudad de Celaya; y, ya tienen contrato con la plaza Explanada León –también en busca de franquiciatario- y se encuentran en pláticas con Galerías Celaya.

“En San Luis Potosí tenemos dos puntos de venta operando, uno en la plaza El Dorado y en Sendero, pero estamos abiertos a desarrollar proyectos en el estado”, refirió.

Kepacrepa, aseguró Esquivel, tiene como elemento diferenciador su harina, que es una marca registrada por Kepacrepa. "Eso nos permite ofrecer un producto de excelente calidad a precio por debajo de nuestros competidores", expresó Claudia Esquivel.

Kepacrepa inició en 2010, la ciudad de Pachuca, Hidalgo. Actualmente tiene presencia en 13 estados del país, con 55 unidades, de las cuales 22 son propias y 33 corresponden a puntos de venta franquiciados.

La inversión en el negocio, expuso la gerente comercial, va de aproximadamente 1 millón 100 mil pesos a 1 millón 550 mil pesos, de acuerdo con el concepto que se adquiera –local o isla-. Lo anterior incluye lo que denominan “llave en mano”, que es el mobiliario, adecuaciones eléctricas, equipo de cómputo y software, utensilios, capacitación de colaboradores e insumos.

“Nuestro producto es un producto de antojo, de impulso, finalmente la gente no va a la plaza a comprar una crepa, va al cine, al súper, al banco, así que la ubicación del punto de venta es la atracción que nosotros tenemos”, resaltó Esquivel.