Ocho preguntas para entender qué podría pasarle a México si el TLCAN se acaba
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Ocho preguntas para entender qué podría pasarle a México si el TLCAN se acaba

COMPARTIR

···

Ocho preguntas para entender qué podría pasarle a México si el TLCAN se acaba

Ante las constantes amenazas del presidente Donald Trump de finalizar el pacto comercial, los involucrados en el acuerdo han planteado diversos escenarios de lo que ocurriría.

Bloomberg Por Andrea Navarro
03/04/2018
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Desde mayo de 2017, cuando Donald Trump notificó que quería renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) ha habido siete rondas de conversaciones. Y cuanto más tiempo pasa, más tiempo han tenido los mexicanos para imaginar qué pasaría si Trump termina con el tratado por completo.

1. ¿Cómo podría terminar TLCAN?

Si Trump decide retirarse del TLCAN, primero tendría que dar un aviso de seis meses a los otros signatarios, México y Canadá. Pero no está claro si podría hacer esto por su cuenta.

El acuerdo comercial se implementó a través de la legislación del Congreso en 1993, por lo que los legisladores estadounidenses podrían votar para bloquear su derogación. Y los exportadores, importadores y organizaciones comerciales podrían presentar una demanda.

Si triunfara Trump, el comercio entre los vecinos norteamericanos probablemente regresaría a las reglas de la Organización Mundial del Comercio, que surgieron en 1995, casi al mismo tiempo que el pacto comercial.

Bajo éstas, los aranceles sobre las exportaciones de Estados Unidos a México serían en promedio del 7 por ciento, y las importaciones de México promediarían el 3.5 por ciento.

2. ¿Qué haría esto a las exportaciones mexicanas?

Las exportaciones totales de México en 2016 fueron de 401.2 mil millones de dólares, con un 73.3 por ciento dirigido a Estados Unidos y sólo un 7 por ciento a Canadá.

Solo aproximadamente la mitad de las exportaciones de México a Estados Unidos ahora están cubiertas por el TLCAN, en parte debido a trámites complicados.

Las empresas manufactureras, inmobiliarias y minoristas mexicanas podrían ser las más afectadas, según Fitch Ratings. Las exportaciones de aguacate, por otro lado, podrían estar sin problemas ya que la demanda de Estados Unidos se ha disparado y la mayoría de los consumidores probablemente pagarían los costos adicionales.

3. ¿Y las importaciones?

Según las reglas del comercio internacional, México tendría más libertad para aumentar los aranceles sobre sus importaciones porque sus "tasas consolidadas" -la tasa máxima que un miembro de la OMC puede imponer- son más altas que las tasas de la "nación más favorecida" que Estados Unidos impondría, ya que las economías avanzadas han acordado aplicar tasas más bajas que los países en desarrollo.

Por ejemplo, México podría aumentar su arancel sobre el maíz, una de las mayores exportaciones de Estados Unidos a México, a 37 por ciento sin romper ninguna regla.

La medida ayudaría a los productores de maíz mexicanos, que desde hace tiempo se quejan de tener que competir con los granos estadounidenses altamente subsidiados. Si México eleva los aranceles, lo más probable es que los costos más altos se transfieran a los consumidores mexicanos.

4. ¿Cuántos empleos se perderían?

Es difícil de decir. Millones de trabajos están vinculados directa o indirectamente al pacto comercial. Pero el final de un acuerdo de libre comercio no significa el final del comercio.

La mayor pérdida de empleos podría provenir de empresas estadounidenses que cierren sus fábricas mexicanas y las trasladen a otro país, como lo hizo Ford el año pasado cuando canceló los planes para construir una planta automotriz en San Luis Potosí, y la construyó en China.

La inversión de mil 600 millones de dólares habría empleado directamente a casi tres mil personas y habría proporcionado empleos indirectos a aproximadamente diez mil más.

5. ¿Cuál sería el impacto en la economía de México?

Oxford Economics estima que el producto interno bruto de México perdería 4 puntos porcentuales para 2022 y caería en una recesión técnica a mediados de 2019.

En una encuesta a más de 100 profesionales financieros en la Cumbre Bloomberg FX18 en la Ciudad de México en marzo, casi tres cuartas partes dijeron que el peso se cotizaría entre 18 y 20 dólares estadounidenses a fines de 2018. Un informe de Capital Economics dice que el Banco de México (Banxico) subiría las tasas de interés en alrededor de 200 puntos base.

6. ¿Podría México comenzar a exportar a otro lado?

Sí. México no está sentado mientras se renegocie el tratado. El país tiene acuerdos de libre comercio con docenas de países y está buscando modernizar o expandir los acuerdos con otros socios.

México se unió recientemente a otros 10 países, entre ellos Australia, Japón y Canadá, en la firma de un sucesor de la Asociación Transpacífico.

También espera terminar pronto la actualización de su acuerdo de libre comercio existente con la Unión Europea. China también está en la mira de México.

Funcionarios del Gobierno visitaron recientemente Shanghái para reunirse con ejecutivos de infraestructura, energía, automotriz y minería.

7. ¿El fin del tratado estimulará un nuevo desarrollo económico?

No al principio, dado que México hace gran parte de sus negocios con Estados Unidos. Tomaría muchos años, incluso décadas, para que México revise sus patrones comerciales.

8. ¿Habría algún ganador?

Tal vez los agricultores mexicanos. Esas exportaciones baratas de productos estadounidenses desplazaron a los productores mexicanos y eliminaron alrededor de 5 millones de empleos.

A pesar de que la producción de productos mexicanos ha crecido considerablemente en el marco del TLCAN, ha creado más trabajos estacionales que permanentes, lo que perjudica la creación general de empleo en el sector.

Sin tratado, los productores locales probablemente dejarían de competir con los productos estadounidenses e impulsarían su propia producción.