¿Cómo enfrentar a Trump en sus amenazas 'bipolares' en comercio?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Cómo enfrentar a Trump en sus amenazas 'bipolares' en comercio?

COMPARTIR

···

¿Cómo enfrentar a Trump en sus amenazas 'bipolares' en comercio?

El tono del presidente de Estados Unidos sobre el comercio ha pasado de ser apocalíptico a tranquilizador en repetidas ocasiones.

04/02/2018
Actualización 22/02/2018 - 12:24

El presidente Donald Trump dice que Estados Unidos nunca se "rendirá" en su rivalidad económica con otros países. Eso mantiene a los analistas alerta ante cualquier señal de una guerra comercial.

En su primer discurso del Estado de la Unión, Trump prometió "arreglar malos acuerdos comerciales y negociar otros nuevos". Se abstuvo de mencionar países o acuerdos específicos, incluido el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que Estados Unidos está renegociando con México y Canadá.

Pero solo la semana pasada, el presidente impuso aranceles a los paneles solares y las lavadoras, y la Casa Blanca sugirió el martes que aún podría castigar a China por el presunto robo de propiedad intelectual estadounidense.

"Ha sido más volátil en cuanto al comercio que cualquier otro presidente que yo recuerde. Un día hay una postura y al siguiente hay otra"
Phil Levy, asociado sénior sobre economía global del Consejo de Chicago sobre Asuntos Globales.

El tono menos agresivo de Trump en el discurso del Estado de la Unión es el último cambio en la retórica del presidente sobre el comercio, que ha pasado de ser apocalíptica a tranquilizadora. En una entrevista la semana pasada, el presidente dijo: "Puedo terminar el TLCAN o puedo no hacerlo". Previamente les dijo a los agricultores que su equipo está trabajando arduamente para lograr un mejor acuerdo.

En medio de la incertidumbre, una gran cantidad de analistas han dicho que el riesgo de una guerra comercial es alto y recomiendan prepararse ahora.

En una entrevista realizada a finales de enero, Trump dijo que estaría dispuesto a reingresar al Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés), luego de retirar a Estados Unidos de ese acuerdo comercial poco después de asumir el cargo.

"Con cualquier otro presidente, el representante comercial de Estados Unidos habría presentado rápidamente el plan de acción", dijo Levy, quien fue economista sénior en materia de comercio del consejo de asesores económicos de George W. Bush. "Aquí simplemente está descartado".

Una de las principales áreas expuestas a dificultades si los problemas comerciales se agravan son los países en desarrollo que dependen en gran medida del comercio: México es un excelente ejemplo. Goldman Sachs Group advierte sobre las acciones del Índice Russell 1000 con gran exposición a ese país, mientras que Morgan Stanley recomienda vender en descubierto el peso mexicano.

ABN Amro apunta a posibles problemas para otras economías, señalando a Hong Kong, Singapur, Malasia, Tailandia y Corea del Sur como "particularmente vulnerables", ya que tienen vínculos de exportación relativamente grandes con Estados Unidos.

"Como centros de comercio mundial, Hong Kong y Singapur son de todos modos vulnerables a un serio aumento del proteccionismo", escribió la semana pasada en una nota Arjen van Dijkhuizen, economista sénior de ABN Amro.

También hay más posibles opciones de acciones estadounidenses. Estrategas de Morgan Stanley liderados por Michael Zezas escribieron en una nota del 22 de enero antes de implementarse los aranceles que las expectativas de problemas comerciales favorecerían a las industrias estables por sobre las cíclicas y que sectores como los de vestuario y semiconductores corrían el riesgo de verse afectados por la interrupción en la cadena de suministro.

Los autos estadounidenses son los que enfrentan el mayor riesgo con el retiro del TLCAN, según escribieron en un informe estrategas de Goldman liderados por David Kostin. "Los inversores interesados deberían centrarse en las acciones estadounidenses con la mayor exposición interna", dijeron.

En cuanto a las monedas, además de la recomendación de vender en descubierto el peso mexicano, Morgan Stanley sugirió vender en descubierto el dólar canadiense, así como tener posiciones a largo en el yen japonés frente al won coreano "para protegerse de los riesgos proteccionistas, dada la correlación negativa del yen con el riesgo y la sensibilidad del won al comercio".

Los analistas aún creen que el impacto económico o de mercado real de las disputas comerciales es un evento de baja probabilidad.

En el discurso del Estado de la Unión, Trump "no ocupó mucho tiempo en recalcar el mensaje negativo, sino que acentuó lo positivo", dijo en una entrevista el analista de Evercore ISI Terry Haines. Es poco probable que las preocupaciones del mercado sobre la política comercial de Trump desaparezcan, pero "están tratando de adoptar un mensaje superpuesto".

"Los riesgos han aumentado", señaló Barclays en una nota, pero "seguimos siendo optimistas de que las medidas estadounidenses y las posibles represalias continuarán contenidas". ABN Amro estuvo de acuerdo y dijo que su escenario base no incluye una gran guerra comercial, mientras que Goldman afirmó que las negociaciones del TLCAN solo representan un "riesgo menor" para el S&P 500.

Y los estrategas de Morgan Stanley dijeron que se requeriría un "impulso proteccionista" completo para iniciar un movimiento de menor apetito por el riesgo (risk-off) más amplio.

Sin embargo, esos analistas todavía recomiendan prepararse para la posibilidad de que las tensiones comerciales escalen.

El debate sobre la dirección de la política comercial de Estados Unidos "ya no es hipotético", dijo Morgan Stanley. La medida arancelaria, en particular, "podría poner a prueba la percepción de los inversores sobre si Estados Unidos cumplirá las políticas de libre comercio actuales".