Manténgase pesimista sobre el dólar: Deutsche Bank
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Manténgase pesimista sobre el dólar: Deutsche Bank

COMPARTIR

···

Manténgase pesimista sobre el dólar: Deutsche Bank

Te damos un resumen de las respuestas del codirector global de investigación de divisas en Deutsche Bank a tres de los llamados mitos del dólar.

04/02/2018

Manténgase pesimista sobre el dólar.

Esa es la recomendación de George Saravelos, codirector global de investigación de divisas en Deutsche Bank , cuyo último informe ofrece una refutación punto por punto a los que dudan de la visión del banco sobre la debilidad de la moneda verde.

La moneda cayó 3.5 por ciento en enero, lo que se suma a una pérdida de casi 9 por ciento el año pasado en medio de especulaciones de que el crecimiento económico mundial impulsará a los bancos centrales a seguir a la Reserva Federal en la eliminación del ajuste monetario.

Aquí hay un resumen de las respuestas del analista a tres de los llamados mitos del dólar:

Mito número 1: el consenso es apostar en corto al dólar

"No estamos de acuerdo", escribe. Ajustándose a los crecientes volúmenes de negociación, las posiciones agregadas de dólar bajista están casi planas, en su análisis. Las posiciones largas en euros han subido solo hasta la mitad de su pico anterior, mientras que las opciones de venta solo representan alrededor de un tercio de los extremos históricos previos de la compra de dólares.

Mito número 2: las tasas de Estados Unidos favorecen un dólar más fuerte

La ventaja de rendimiento del dólar sobre el resto del mundo no es tan grande como sugieren las tasas. Eso se debe a que "la curva de rendimiento está inusualmente plana y el precio de la prima es extremadamente bajo", dijo. Los inversionistas europeos tienen una infraponderación de los activos nacionales, y los ingresos fijos estadounidenses no son atractivos para los inversionistas en comparación con el rendimiento ofrecido en la Europa periférica.

Mito número 3: la repatriación causará ola de compras de dólares

La gran mayoría de las ganancias de las empresas estadounidenses fuera del país ya se mantienen en dólares. En la reforma fiscal, "todas las ganancias extraterritoriales se consideran repatriadas y, por lo tanto, se gravan independientemente de si las ganancias se devuelven al país o no", escribe Saravelos. "Esto no crea un incentivo de repatriación inmediato". Y la mayoría de las compañías habría reducido su exposición cambiaria dado que el plan tributario estaba ampliamente anticipado.