Enmascarados, víctimas y victimarios se abren
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Enmascarados, víctimas y victimarios se abren

COMPARTIR

···

Enmascarados, víctimas y victimarios se abren

El nuevo documental de Everardo González se estrena el viernes en salas mexicanas.

Rosario Reyes
14/03/2018
Actualización 13/03/2018 - 21:01
Fotograma de la premiada cinta de no ficción.

En La libertad del diablo, Everardo González recoge los testimonios de madres y viudas que buscan a sus familiares desaparecidos, soldados y policías que viven con miedo, sicarios adolescentes que no encontraron otro camino que la obediencia. Voces que habitan el terror nacional desde que comenzó la guerra contra el narcotráfico el sexenio pasado.

Frente a la cámara, víctimas y victimarios comparten el terror de sus experiencias cubiertos por máscaras como las que usan quienes han sufrido quemaduras graves. Así, el director mantiene oculta su identidad, para revelar la verdad que da el anonimato. Relatos que no solo confrontan, sino transforman al espectador, como le sucedió a él mismo.

“De manera muy privilegiada, escuché voces de aquellos que no hablaron antes sobre el asunto. Fue un ejercicio de transformación, quizás mucho más en los juicios de valor que yo pudiera tener, aunque también en términos del oficio. Me permitió experimentar, es una película de riesgos: una película de testimonios en un mundo que ya no escucha. Un rostro cubierto en un mundo que no quiere creer en nadie”.

La realidad que retrata el documental en el que cineasta mexicano trabajó por cinco años se ha vuelto más atroz. “En cifras de asesinatos (25 mil el año pasado) rebasamos ya muchos de los meses del periodo de Felipe Calderón”, dice en entrevista.

Tras su premiere en la Berlinale 2017, donde ganó el premio Amnistía Internacional para documentales, y de su proyección en los festivales de Hong Kong, Toronto, Moscú y Múnich, La libertad del diablo se exhibió en México por primera vez en el pasado Festival Internacional de Cine en Guadalajara -que lo reconoció como Mejor Película Mexicana- y se estrena en salas nacionales el viernes.

“La realidad ha cambiado para mal. Y vienen meses muy complicados, seguramente la violencia será un recurso capitalizable. Ya lo veremos, la gente cuando tiene miedo vota por lo conocido, ahí nos vamos a dar cuenta quién tiene el monopolio de la violencia en este país”, agrega el también director del documental Los ladrones viejos, de 2007.