Involucrado en casos de abuso sexual en la Fundación Nobel es acusado formalmente
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Involucrado en casos de abuso sexual en la Fundación Nobel es acusado formalmente

COMPARTIR

···

Involucrado en casos de abuso sexual en la Fundación Nobel es acusado formalmente

Jean-Claude Arnault fue acusado por una jueza sueca por la presunta violación a una mujer en 2011. Los escándalos dentro del gremio provocaron la suspensión del Nobel de Literatura de este año.

12/06/2018

Una fiscal sueca acusó este martes de dos delitos de violación al hombre que protagonizó un escándalo de abusos sexuales y delitos financieros que ha empañado la imagen de la academia que entrega el Nobel de Literatura.

La fiscal Christina Voigt informó que las pruebas “son sólidas y bastan para la instrucción” de la supuesta violación a una mujer en 2011.

Jean-Claude Arnault, un nombre conocido del panorama cultural sueco, está casado con la poeta y miembro de la Academia de Suecia, Katarina Frostenson. Él ha negado esta y otras acusaciones de abusos sexuales.

La Academia Sueca comentó en abril que una investigación interna sobre las acusaciones de índole sexual halló un “comportamiento inaceptable en forma de una intimidad no deseada” en la jerarquía de la prestigiosa institución.

En uno de los incidentes se empleó violencia, mientras que en el segundo la víctima estaba dormida, dijo Voight a The Associated Press, agregando que siete personas respaldaron el testimonio de la denunciante.

"Estamos hablando de la misma mujer y las violaciones ocurrieron en octubre y diciembre de 2011", señaló Voight, quien no identificó a la víctima como es habitual en Suecia.

El hermético organismo de 18 miembros se ha visto salpicado en los últimos meses por el escándalo de abusos sexuales que, según concluyeron los investigadores, “no era de conocimiento público”.

Esto provocó la salida de siete miembros de la Academia, incluyendo Frostenson, quien renunció en abril, al mismo tiempo que otra mujer, la secretaria permanente de la Academia, Sara Danius.

Muchos en la nación escandinava, conocida por promover la igualdad de género, mostraron su preocupación por el caso, que ha revelado profundas divisiones en el seno del organismo, cuyos miembros tienen puestos vitalicios, y dio pie a acusaciones de tendencias patriarcales entre algunos de sus miembros.

La Academia anunció el mes pasado que este año no concederá el Nobel de Literatura.

La denuncia partió del movimiento #MeToo sueco en noviembre, cuando empezaron a aflorar miles de denuncias de abusos sexuales en todos los ámbitos de la sociedad.

La polémica alcanzó a la institución cuando 18 mujeres contaron su caso con Arnault a un diario del país. Se le impidió acudir al banquete del Nobel el pasado diciembre luego de que el periódico Dagens Nyheter, uno de los más importantes de Suecia, publicó las denuncias.

La Academia encargó entonces a abogados una investigación sobre esas denuncias.

Además, se sospecha que Arnault violó las centenarias normas de los Nobel al filtrar los nombres de ganadores al menos en siete ocasiones desde 1996. No estuvo claro qué nombres reveló.

Tras lo que calificó de “grave crisis”, la Academia detalló que decidió entregar el reporte interno a las autoridades judiciales.

La Autoridad de Delitos Económicos Sueca precisó que recibió el informe pero declinó realizar comentarios alegando que hay una investigación abierta.

Luego de la aparición de las primeras acusaciones el año pasado, se suspendió de inmediato las ayuda de 126 mil coronas (12 mil dólares) anuales que recibía el centro dirigido por Arnault. La Academia detalló entonces que esos fondos no se entregaban directamente a él.