Dani Carvajal, un lateral todoterreno
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Dani Carvajal, un lateral todoterreno

COMPARTIR

···

Dani Carvajal, un lateral todoterreno

El lateral derecho Dani Carvajal ha dado seguridad y movilidad al Real Madrid, que hoy visita a la Juventus.

Alain Arenas
11/04/2018
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Placeholder block

Dani Carvajal no podía estar más feliz en aquel verano de 2010. José Mourinho –entonces entrenador del Real Madrid- le informó que había ascendido al primer cuadro y que estaba considerado para la gira de pretemporada que haría el plantel en Estados Unidos en julio. Era un sueño hecho realidad. Desde niño era aficionado blanco y jugó en todas las divisiones infantiles y juveniles del club. Para festejar, sus amigos más cercanos le organizaron una fiesta en una alberca.

Fue un desastre. Cuando caminaba cerca de la piscina pisó un vidrio que le provocó una cortada a lo largo de la planta del pie derecho. Reportó lo sucedido al cuerpo médico del club, el cual lo descartó para la gira. Mourinho se enteró de lo sucedido. Cambió de opinión y le dijo que no contaba con él para la temporada. Carvajal se aferró. Se recuperó semanas de la lesión pero no disputó ningún partido. Para el siguiente curso, el entrenador portugués le dijo, de nuevo, que no estaba considerado. Carvajal no tuvo otra opción. Le pidió a la directiva que lo transfiriera y en julio del 2010 firmó con el Bayer Leverkusen.

Carvajal brilló en la Bundesliga. Fue nombrado como el mejor lateral derecho de la temporada 2012-13, por el periódico Bild. Al tiempo, el cuadro merengue sufría en esa misma posición, debido a que Álvaro Arbeloa y Michael Essien no tenían regularidad. El primero por las lesiones en su rodilla izquierda y el segundo porque no jugaba en esa posición, debido a que siempre se desempeñó como contención.

El Madrid -ya sin Mourinho y con Carlo Ancelotti en la dirección técnica- lo llamó de vuelta el 3 de junio de del 2013, el día, según dijo Carvajal en su presentación, más feliz de su vida hasta ese entonces. En un inicio era suplente de Arbeloa, pero las interminables lesiones de éste le permitieron ganarse la titularidad a partir de los octavos de final de la Liga de Campeones, en el que el equipo blanco venció al Schalke 04. Luego disputó los cuartos de final ante el Borussia Dortmund –en el que aportó una asistencia en un gol de Cristiano Ronaldo-, las semifinales y la final, que le ganaron en tiempo extra al Atlético de Madrid. Desde ese momento no soltó la titularidad y relegó a Arbeloa a la suplencia.

“Ancelotti lo nombró titular por dos motivos”, opina Juan Vicente Peinado, ex entrenador de Carvajal en la sub 18 del Real Madrid. “Porque tiene mejores condiciones ofensivas que Arbeloa y porque éste último no podía mantenerse sano”.

Carvajal registra 39 partidos disputados en la Liga de Campeones, un tanto y 10 asistencias repartidas. Fue titular en las últimas cuatro campañas en el certamen europeo, de las que el cuadro madridista se coronó campeón en tres de ellas.

Peinado dice que la clave de su éxito se debe a que nunca se dio por vencido por cumplir el sueño de jugar en el Madrid y por las condiciones futbolísticas con las que cuenta. Destaca la rapidez en los recorridos por la banda, la buena marca que tiene en el uno contra uno, los centros cuando llega a línea de fondo y su técnica en el golpeo de balón.

“Su entorno familiar fue fundamental. Su padre es taxista y le lleva en algunas ocasiones al entrenamiento en el auto en el que trabaja, mientras que cuando se fue al Bayer Leverkusen, sus padres y su hermano estuvieron presentes en su debut en la Bundesliga. Ellos le han ayudado a que no pierda el piso. Es un defensa todoterreno, muy competitivo, pero discreto fuera del campo”, señala Peinado.

Su ex entrenador dice que Carvajal –quien jugará hoy con el Real Madrid el juego de vuelta de los cuartos de final ante la Juventus- tiene todas las cualidades para convertirse en uno de los capitanes del club, tal y como lo hizo Sergio Ramos, quien llegó con 19 años al equipo, procedente del Sevilla.

“El haberse formado en las divisiones inferiores del equipo, la juventud con la que cuenta (26 años) y su nivel dentro de la cancha lo ponen como un candidato para ser uno de los referentes del Madrid en la próxima década”, opina Peinado.