Sector privado pide flexibilidad a Estados Unidos en el TLCAN
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Sector privado pide flexibilidad a Estados Unidos en el TLCAN

COMPARTIR

···

Sector privado pide flexibilidad a Estados Unidos en el TLCAN

Moisés Kalach, director del Cuarto de Junto, dijo que Estados Unidos debe ser más flexible en sus cinco o seis demandas para llegar a un acuerdo final.

Bloomberg Daniel Blanco
13/04/2018
Actualización 16/04/2018 - 4:50
Los negociadores están tratando de avanzar en los temas más polémicos, que incluyen la resolución de disputas.

La administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se ha apegado a cinco o seis de sus demandas más controvertidas para el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y necesita mostrar flexibilidad para llegar a un acuerdo final, según el máximo representante del sector privado de México.

Estados Unidos aún tiene que presentar una propuesta para las normas de contenido de la industria automotriz que sea viable, dijo Moisés Kalach, director del Consejo Consultivo Estratégico de Negociaciones Internacionales del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

“Hay cinco o seis demandas que son inaceptables para México y para el sector privado”
Moisés Kalach Director del Cuarto de Junto

La modernización del TLCAN tiene a las tres naciones listas para cerrar de nueve a 10 capítulos centrados en la modernización, incluidas las telecomunicaciones, la energía y el medio ambiente, lo que dejaría por resolver los capítulos con los temas más polémicos, reveló.

“Hay cinco o seis demandas que son inaceptables para México e inaceptables para el sector privado mexicano”, dijo Kalach en una entrevista con Bloomberg TV.

“Esas demandas, como la cláusula de extinción, que tiene la muerte súbita; la estacionalidad para limitar las exportaciones de productos frescos; remedios comerciales, esas son cosas que el sector privado mexicano no está dispuesto a aceptar y esas demandas aún están sobre la mesa. Eso es lo que realmente está deteniendo esta negociación”, agregó.

Los negociadores están tratando de avanzar en los temas más polémicos, que incluyen la resolución de disputas, una propuesta para requerir más fabricación de automóviles en América del Norte, barreras estacionales al comercio agrícola y una cláusula que terminaría con el TLCAN después de cinco años, a menos que las naciones acuerden continuarlo.

“El TLCAN es una de las brújulas más importantes en las decisiones de las calificadoras”
Omar Saavedra Estrategia de mercados de Scotiabank

La nueva propuesta en materia de reglas de origen, tema clave para el cierre del acuerdo, no tiene claridad, aseguró Kalach.

“Habían dicho que iban a ser cinco categorías (de autopartes), luego que iban a ser tres; después dijeron que bajaban al 75 por ciento de contenido, después que ese contenido ya no se calculaba como antes, que la lista de trazabilidad cambiaba, la respuesta concreta es: no hay claridad sobre la propuesta de autos, no hay claridad todavía, las industrias están trabajando, están tratando de llegar a una propuesta que pueda ser aceptada en las mesas”, dijo Kalach.

En entrevista con El Financiero, indicó que la definición de este tema se irá hasta el último día de negociaciones, cuando los ministros concluyan el resto de los temas “tóxicos”.

Las conversaciones para modernizar el TLCAN con México y Canadá comenzaron el año pasado después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, asumió el cargo prometiendo abandonar el acuerdo vigente desde 1994 si no se podía modificar para servir mejor a los intereses de su país.

El secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, dijo el viernes que era optimista con la posibilidad de llegar a un acuerdo preliminar sobre el TLCAN, posiblemente en la tercera semana de mayo.

Sin embargo, el lunes pasado, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, mencionó que no veía condiciones para que un principio de acuerdo fuese concluido esta semana antes de la celebración de la Cumbre de las Américas, pero planteó la posibilidad de que se realizara en la primera semana de mayo.

Guajardo explicó que la urgencia de EU por cerrar el TLCAN radica en la elección del Congreso de ese país y destacó que esta condición también le da cierta flexibilidad.

“Cuando hay urgencia, también tiene que haber flexibilidad. Si Estados Unidos no logra amarrar un acuerdo a más tardar la primera semana de mayo, los tiempos de la autoridad para negociar con el Congreso no le permitirían llevar este acuerdo a voto con el actual Congreso, se le iría hasta el siguiente, y entonces la naturaleza de lo que vas a negociar cambia radicalmente”, detalló el secretario.

El reciente cambio en la perspectiva de la calificación de largo plazo a la deuda soberana de México, de negativa a estable, y la afirmación en ‘A3’, por parte de Moody’s, reflejan la buena fluctuación y las señales positivas que han tenido las negociaciones del TLCAN, aseguró Omar Saavedra, director de estrategia de mercados de Scotia Wealth Management (Scotiabank).

Dijo que el acuerdo es una de las brújulas más importantes en las decisiones de las calificadoras, y el que los ministros de México y de EU hayan externado que existe un 80 por ciento de probabilidad de llegar a un acuerdo en principio para mayo es positivo.

“La ‘octava ronda’ ya mejor se convirtió en junta de trabajo permanente, también eso muestra la intención de los gobiernos de tratar de resolver este tema lo más pronto posible”, dijo. Añadió que los comentarios de los funcionarios generan la confianza de que hay interés de todos los participantes de terminar con este proceso y anunciar algo pronto.