Automotrices de EU 'tiemblan' ante alza de tasas de la Fed
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Automotrices de EU 'tiemblan' ante alza de tasas de la Fed

COMPARTIR

···

Automotrices de EU 'tiemblan' ante alza de tasas de la Fed

Compañías como Subaru o Volkswagen están preocupadas por las posibles modificaciones a la política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos.

Bloomberg Por Craig Trudell y John Lippert
13/02/2018
Actualización 13/02/2018 - 10:38

Las alzas de las tasas de interés de la Reserva Federal hacen que vender automóviles sea más costoso incluso para las automotrices más populares de Estados Unidos.

Subaru, el único fabricante de automóviles que ha aumentado las ventas en Estados Unidos durante la última década, continúa ofreciendo financiamiento barato en modelos que incluyen el Outback y el sedán Legacy, pese a las alzas de tasas.

Si bien esas ofertas parecen ser más o menos lo mismo para los clientes, cada vez son más caras para la empresa, reduciendo los márgenes en un estancado mercado estadounidense.

"Nuestros programas de incentivos básicos en realidad no han cambiado. Lo que ha cambiado es el hecho de que las tasas de interés han aumentado tanto", explicó Tom Doll, presidente de Subaru of America, durante una entrevista la semana pasada en el Chicago Auto Show.

Con las tres alzas de tasas de la Fed el año pasado y pronosticando tres más en 2018, las automotrices están bajo presión.

Hasta ahora, han sido cautelosos sobre retirar las ofertas de financiación baratas, lo que podría costarles participación de mercado a medida que las ventas de automóviles en Estados Unidos dejan de crecer. En algún punto, el costo de otorgar esas ofertas a los consumidores sacrificará demasiadas ganancias, según Doll.

"Alguien tendrá que parpadear", detalló. "Alguien tendrá que estar dispuesto a decir 'no más', no vamos a hacer un financiamiento de cero por ciento durante 60 meses o 72 meses’".

Subaru gastó alrededor de mil 47 dólares por vehículo en incentivos el año pasado, 214 dólares más que un año antes, según Autodata. El fabricante de automóviles japonés fue el que menos gastó en promociones de marketing entre todos los fabricantes rastreados por el investigador.

El gasto de incentivo promedio de la industria, que incluye reembolsos, financiamiento con descuento y promociones de concesionarios, aumentó casi un 10 por ciento a 3 mil 672 dólares por vehículo.

Las ventas de automóviles en Estados Unidos disminuyeron 1.8 por ciento el año pasado a 17.2 millones, la primera caída anual de la industria desde el 2009.

Doll, de Subaru, mencionó que espera que los fabricantes de automóviles vendan más de 17 millones de vehículos nuevamente este año, aunque otras compañías han sido menos optimistas. Por ejemplo, Toyota pronostica que las entregas de la industria estarán en un rango de poco menos de 17 millones.

Aun así, habrá oportunidades para los fabricantes de automóviles para al menos parcialmente compensar el impacto del aumento de las tasas de interés, declaró Hinrich Woebcken, máximo ejecutivo de la unidad estadounidense de Volkswagen.

"En otros tiempos, las tasas de interés eran más altas y la industria también lo hacía bien", dijo Woebcken en el programa de Chicago. "Es una cuestión de ajustes".