¿Quieres ser un mejor líder? Deja de hacer estas 5 acciones
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Quieres ser un mejor líder? Deja de hacer estas 5 acciones

COMPARTIR

···

¿Quieres ser un mejor líder? Deja de hacer estas 5 acciones

Juzgar a tus empleados, en especial aquellos considerados como problemáticos, y no escuchar propuestas, son algunas barreras para comunicarte con tu equipo.

Redacción
14/03/2018
Actualización 15/03/2018 - 18:27
Aquí te mostramos 5 de las acciones que todo líder debe dejar de hacer para reforzar la comunicación con sus empleados.

Si crees que eres un buen líder pero nunca escuchas, en especial si tus empleados tienen algo negativo que decir sobre la empresa o el trabajo, o ves a algunos de tus colaboradores como "locos" cuando dan su opinión, lamentamos decirte que estás poniendo barreras a la comunicación.

Los líderes de un equipo deben prestar más atención a lo que dicen, piensan y sienten sus empleados.

No puedes ser un gran líder si eres un oyente terrible, de acuerdo con el libro How to Communicate (Escuchar es un compromiso y un cumplido) de Matthew McKay, Martha Davis y Patrick Fanning.

"Es un compromiso comprender cómo se sienten otras personas, cómo ven su mundo. Significa dejar de lado tus propios prejuicios y creencias, tus ansiedades y tu propio interés para que puedas ponerte detrás de los ojos de la otra persona", señalan los autores citados por Alison Davis, fundadora y CEO de Davis & Company, empresa especializada en comunicación dentro de las empresas, en un artículo para Inc.

Aquí te mostramos 5 de las acciones que todo líder debe dejar de hacer para reforzar la comunicación con sus empleados, de acuerdo con How to Communicate.

El líder lector de mentes trata de descubrir qué es lo que la otra persona realmente está pensando y sintiendo, y presta menos atención a sus palabras, a las entonaciones y señales sutiles, indican McKay, Davis y Fanning.

Los líderes tienden a escuchar algunas cosas y otras no, por ejemplo, evitan particularmente cualquier cosa amenazante, negativa, crítica o desagradable.

Este es un gran desafío para los líderes de un equipo, sobretodo cuando se trata de hablar con empleados que han sido calificados como "problemáticos".

"Si prejuzga a alguien como estúpido, loco o no calificado, no presta mucha atención a lo que dice esa persona", señalan los autores del texto.

Sabes que estás juzgando a tus empleados si has tomado una decisión antes de escuchar lo que tienen que decir.

Eres el gran solucionador de problemas, siempre estás 'cocinando' sugerencias.

No tienes que escuchar más que unas pocas frases antes de comenzar a buscar el consejo correcto.

Esta es otra debilidad de los líderes, hacer todo lo posible para no equivocarse.

"No puedes escuchar las críticas, no puedes ser corregido, y no puedes aceptar sugerencias para cambiar. Tus convicciones son inquebrantables", indican los autores del libro.

Por supuesto, es posible que estés equivocado, pero no quieres escuchar esa posibilidad.

Ahora que ya has admitido que tienes un problema, aquí está lo que debes hacer de manera diferente: escucha siempre utilizando la técnica de "parafrasear".

Probablemente aprendiste este método en la escuela o en un curso de liderazgo; parafrasear simplemente significa "expresar en tus propias palabras lo que piensas que alguien acaba de decir".

Los autores de How to Communicate creen que parafrasear es absolutamente necesario para una buena escucha.

"Te mantiene ocupado tratando de comprender y saber lo que dice la otra persona, en lugar de bloquearla", indican.

Puedes parafrasear usando las siguientes frases:

"Lo que te escuché decir es ..."

"En otras palabras..."

"Así que, básicamente, te sientes..."

"Déjame entender, lo que para ti estaba pasando es ..."

"Lo que pasó fue . . ."

"Quieres decir..."

McKay, Davis y Fanning recomiendan parafrasear cada vez que alguien de tu equipo dice algo relevante para ti, así te resultará mucho más difícil leer, filtrar, juzgar, aconsejar o incluso aferrarte a que estás en lo correcto.

Como resultado, tus empleados sentirán que estás escuchando y apreciarán tu atención.