Bancos centrales en el 'campo de batalla' de la guerra comercial
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Bancos centrales en el 'campo de batalla' de la guerra comercial

COMPARTIR

···

Bancos centrales en el 'campo de batalla' de la guerra comercial

Los mercados están a la espera de señales de cómo afectará la política comercial proteccionista en el retiro de estímulos monetarios en el segundo semestre del año.

Esteban Rojas
12/06/2018
Actualización 12/06/2018 - 8:30

Los participantes de los mercados estarán ocupados, más que en la decisiones esperadas de los principales bancos centrales en este mes, en encontrar señales de como la política comercial proteccionista desatada por Estados Unidos puede incidir en el retiro de los estímulos monetarios en la segunda parte del año.

La Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) inicia este martes su reunión de dos días de política monetaria, esperando que mañana oficialice un nuevo aumento en su tasa de referencia, pero con la mira puesta, principalmente, en poder encontrar elementos para determinar cuántos incrementos habría que esperar todavía en lo que resta del año.

En el mercado de futuros se le da una probabilidad del 87.5 por ciento a que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) pueda aumentar en 25 puntos base su tasa de referencia en su anuncio de política monetaria programado para mañana a las 13 horas tiempo de la Ciudad de México.

La atención también estará puesta en las revisiones al marco macroeconómico de la Fed y en la conferencia de prensa de su presidente, Jerome Powell.

En una encuesta levantada por Bloomberg entre 100 especialistas del mercado de dinero, existe unanimidad en que la Reserva Federal volverá a ‘jalar el gatillo’ de un aumento en su tasa de referencia para llevarla al rango de 2 a 1.75 por ciento. Sin embargo, se difiere en cuanto a los probables incrementos que se pueden dar en el segundo semestre de este año.

El promedio del mercado espera que todavía se puedan dar de uno a dos aumentos más en la tasa de referencia de la Fed en lo que queda del 2018.

En tanto que el Banco Central Europeo dejará el jueves a su principal tasa de referencia sin cambio, aunque podría enviar señales referentes a modificaciones en su estrategia de compra de bonos, situación que afectaría negativamente, más adelante, al nivel de liquidez.

La economía de la zona euro enfrentará una ‘prueba de fuego’ con el posible cambio en la estrategia de compra de bonos, cuyo programa ha estado vigente durante 43 meses, acumulando un monto por valor de 2.5 billones de euros.

Actualmente el BCE mantiene su tasa de referencia en el mínimo histórico de 0.0, 0.25 y -0.40 por ciento para la de refinanciamiento, la marginal y la de depósito.

De acuerdo con el mercado de futuros, el riesgo de un aumento en las tasas de interés del BCE sería mayor hasta finales del 2009, con base en datos de Bloomberg.

En tanto que su programa de compra de bonos probablemente empezaría a disminuir tan pronto, como en septiembre de este año.

En cuanto al resultado de la reunión del Banco Central de Japón, es probable que mantenga su actual programa de estímulos monetarios en su anuncio de política monetaria del próximo viernes.

La tasa de referencia del Banco Central de Japón está actualmente en el mínimo histórico de -0.1 por ciento. En tanto que en el mercado de futuros le apuesta a que se mantendrá en este nivel por lo menos en lo que resta del 2018, de acuerdo con datos de Bloomberg.

De cumplirse los pronósticos, la Fed se consolidaría como el banco central, perteneciente a una nación desarrollada, con la política monetaria más restrictiva.

Para el anuncio de política monetaria del Banco de México, programado para el próximo 21 de junio, se le da una probabilidad del 90.6 por ciento a que aumente en 25 puntos base su tasa de referencia.

Los mercados han adelantado, en buena parte, los movimientos que realizarán algunos bancos centrales en este mes, pero todavía es una incógnita la postura que puedan tener con respecto a cómo puede afectar el retiro de estímulos monetarios en la segunda parte del año, la política comercial proteccionistas seguida por Estados Unidos.