Cómo Alemania y México desarrollaron su relación moderna
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Cómo Alemania y México desarrollaron su relación moderna

COMPARTIR

···
México en Hannover

Cómo Alemania y México desarrollaron su relación moderna

Durante más de 100 años, ambos países mantienen una relación cercana en ámbitos que van desde los negocios hasta el deporte.

EF Branded Media
10/04/2018
Actualización 23/04/2018 - 12:54
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Presentado por Siemens

El Paseo de la Reforma se construyó en la época de Maximiliano, pero durante el Porfiriato se decidió darle un toque moderno, muy al estilo europeo, incluyendo la instalación de un gran avance tecnológico para la época: el alumbrado eléctrico.

La empresa encargada de esa tarea fue la alemana Siemens, que llegó a México en 1894, lo que la hace una de las empresas extranjeras con más permanencia en el país.

Y es que la época de finales del siglo XIX y principios del XX fue muy importante para la relación entre ambos países, ya que México era un importante proveedor de materia prima para Alemania, mientras que este último era el principal proveedor de tecnología en tierras mexicanas.

Pero el acercamiento entre estas dos naciones tiene su origen varios años atrás, lo que explica por qué hoy Alemania es el principal socio comercial de México en Europa y el tercero en el mundo, además de que es el tercer destino de las exportaciones mexicanas y el cuarto proveedor de importaciones en el país.

Durante más de 100 años, esta relación se ha mantenido fuerte dado que ambos países siempre han encontrado acuerdos comunes.

El alemán que dio a conocer a México

Aunque varios religiosos y comerciantes alemanes ya habían llegado a México durante la Colonia, la visita de Alexander von Humboldt (investigador, geógrafo, explorador, astrónomo, historiador y naturalista, entre otras habilidades) fue vital para acercar a ambos países.

Llegó a Acapulco en marzo de 1803 como parte de su expedición por América y visitó diferentes lugares del país, como Real del Monte, Guanajuato y el volcán Jorullo, en Michoacán. Asimismo, escaló y midió algunas de las cumbres más altas del país, como el Popocatépetl, el Iztaccíhuatl y el Cofre de Perote.

También se encargó de estudiar ciudades prehispánicas como Palenque, Montealbán y Teotihuacán, además de importantes símbolos, como la Coatlicue y la Piedra del Sol (conocida también como “Calendario Azteca”).

Sus trabajos de investigación prácticamente dieron a conocer a América en Alemania y toda Europa, e inspiró a varios viajeros y científicos, como el mismo Charles Darwin a visitar el continente. De hecho, su labor fue tan importante que el año de su muerte, 1859, el entonces presidente de México, Benito Juárez, lo nombró “Benemérito de la Patria” en agradecimiento por sus investigaciones en el país.

Relaciones de Gobierno

Durante el siglo XIX, después de que México declaró la Independencia, la relación se mantuvo cordial y se estableció un consulado general alemán en Veracruz. A su vez, México abrió un consulado en Hamburgo. Se firmaron acuerdos comerciales entre los dos países, que condujeron a que dos tercios del comercio exterior mexicano se desarrollaran a través de Alemania. En 1929, se fundó la Cámara de Comercio e Industria México-Alemania en la Ciudad de México.

El 7 de diciembre de 1941, la relación fue probada cuando México se unió al conflicto como parte de los países aliados. Este desacuerdo duró poco más de una década y volvió a un estado amistoso con la conclusión de la Segunda Guerra Mundial.

Frida Kahlo y Alemania.

Un episodio de esta relación entre México y Alemania dio como resultado el nacimiento de una de las personalidades mexicanas más admiradas en el mundo.

Fue durante la época de la guerra cuando unos 3,000 emigrantes centroeuropeos de habla alemana llegaron a México, entre ellos varios reconocidos artistas; pero unos años antes llegó alguien cuya huella trascendería su generación: Carl Wilhelm Kahlo.

Mejor conocido como Guillermo Kahlo, llegó al país invitado por el gobierno para documentar en fotografía la riqueza arquitectónica de México. Su trabajo se hizo famoso y en 1894 se nacionalizó mexicano.

Se casó en México y, tras la muerte de su primera esposa, se casó con Matilde Calderón, con quien tuvo cinco hijos. La cuarta, llegó a ser una de las artistas más reconocidas en México y el mundo, se trata de Frida Kahlo.

Gran relación comercial

Durante la segunda mitad del siglo 20 hasta la fecha, la relación entre ambos países se ha mantenido y fortalecido, rindiendo frutos en diferentes ámbitos como el de los negocios: Actualmente, en México hay más de 1,800 empresas con participación de capital alemán.

Solamente de 1999 a la fecha, Alemania ha invertido en México 18,754 millones de dólares, de acuerdo con información de Proméxico, el organismo del gobierno federal encargado de coordinar las estrategias dirigidas al fortalecimiento de la participación del país en la economía internacional.

Los ramos en donde se han hecho las inversiones de capital alemán más importantes en los tiempos recientes son la industria automotriz, comercio y farmacéutica.

Asimismo, en 2017, México fue el principal proveedor latinoamericano de Alemania, siendo la manufactura el principal elemento, como automóviles, computadoras, turbinas y autopartes. Como un ejemplo de esto, se espera que, para 2020, México se convierta en el cuarto productor de vehículos de lujo alemanes.

Otro tema en el que los mexicanos están muy conectados con Alemania es en los estudios, ya que es el segundo destino preferido por quienes deseen cursar algún Máster en Administración de Negocios (MBA), de acuerdo con datos de la agencia Mundo Joven.

Rivalidad deportiva

Pero un aspecto en el que, históricamente, México sí se encuentra en desventaja ante Alemania y que no puede quedar fuera de una revisión histórica de la relación entre ambos países es uno que este año escribirá otro capítulo importante: el fútbol.

El 29 de junio de 2017, las selecciones de ambos países se enfrentaron por última vez en un torneo oficial, y México perdió por un contundente marcador de 4-1 en la semifinal de la Copa Confederaciones que se llevó a cabo en Rusia.

México y Alemania se han enfrentado 5 veces en competiciones mundiales, donde sólo ha habido un empate y cuatro victorias para los europeos; aunque el empate podría contar como triunfo alemán.

Pero el primer encuentro de la historia entre ellos se llevó a cabo en el Mundial de Argentina 1978, cuando Alemania goleó a Tricolor 6-0. Pero el segundo es uno de los más recordados, ya que fue en los cuartos de final de México 86, el cual terminó empatado a 0-0, pero al final los alemanes lograron el pase a la semifinal con marcador de 4-1 en una tanda de penales que siempre es recordada por los aficionados mexicanos.

El tercer encuentro fue en los octavos de final de la Copa del Mundo de Francia 1998, cuando México empezó ganando, pero al final fue doblegado por los germanos con marcador de 2-1. Y en la Copa Confederaciones de Alemania en 2005, en un gran partido, Alemania se impuso 4-3.

El siguiente capítulo de esta historia se escribirá el 17 de junio próximo, cuando ambas selecciones se enfrenten durante su debut en el Mundial de Rusia 2018.

El ‘Mundial’ de la industria

Pero antes de esa fecha, México será el invitado de Alemania en otro evento mundial, que no es deportivo, sino industrial.

Se trata de la Feria Industrial de Hannover 2018, o “Hannover Messe”, que es una especie de “Copa del Mundo” de la industria y la tecnología que este año se llevará a cabo en esa ciudad alemana del 22 al 27 de abril.

En ella se espera que asistan más de 225,000 personas y 6,500 empresas de más de 70 países que podrán concretar más de 5.5 millones de citas de negocios.

México es el primer país hispanohablante y de Latinoamérica que participará como invitado a esta feria, en donde ya han tenido el mismo honor naciones como China, India, Corea, Estados Unidos, Francia y Japón.

De acuerdo con información de Proméxico, la participación de México en Hannover Messe 2018 tendrá como objetivo consolidar la estrategia para posicionar al país como líder en industria 4.0, conocer lo que otras naciones líderes están haciendo en esta materia, participar activamente en el debate internacional sobre cómo enfrentar los retos derivados de este fenómeno y atraer proyectos de inversión extranjera directa relacionados con la innovación.

Paulo Carreño King, director general de Proméxico, explicó que esta invitación es la materialización de muchos años de relación entre México y Alemania, especialmente durante los últimos dos, en donde se llevaron a cabo visitas de estado recíprocas y se celebró un año dual que incluyó un importante intercambio cultural y académico.

“En esta feria, las compañías mexicanas tendrán acceso a miles de empresas de sus propios sectores e importantes productos e innovaciones, además de que la naturaleza de ese encuentro es hacer negocios”, subrayó el funcionario durante el anuncio oficial de la participación de México en Hannover Messe.

Carreño King afirmó que, seguramente, México y Alemania seguirán fortaleciendo su relación estratégica después de su participación en esta feria.

Es así como la amistad de estos dos países, con todo y altibajos, se mantiene fuerte.

Presentado por Siemens