5 Tips para dejar de usar plástico en tu vida
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

5 Tips para dejar de usar plástico en tu vida

COMPARTIR

···

5 Tips para dejar de usar plástico en tu vida

Si quieres ahorrar y hacer algo para que no haya más ballenas muertas por comer plástico, rehúsalo, reduce su uso y sustitúyelo.

Diana Nava
28/06/2018
Aquí unos sencillos consejos para dejar de usar plástico
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Cada vez es más común ver imágenes de ballenas muertas porque su estómago está lleno de plástico o de pingüinos viviendo en islas de basura. Para poner un granito de arena en el cuidado del planeta puedes evitar el uso de ese material.

Miguel Rivas, campañista de Océanos de Greenpeace, dijo que es indispensable reutilizar el plástico, pero también reducir su uso y sustituirlo. “Es necesario cambiar de un modelo lineal: comprar, usar y tirar, a uno circular: comprar, usar y reingresar el material a la línea de producción”, explicó.

Aquí, algunos consejos que además ayudarán a tu bolsillo.

Evita las bolsas

Una bolsa plástica tiene una vida promedio de 12 minutos, pero tarda más de 100 años en degradarse.

Para las compras diarias puedes utilizar una bolsa de material durable y sustituir alimentos empaquetados por la venta a granel para granos, cereales, frutas y vegetales.

Carga tu botella

México es el segundo mayor consumidor de envases de refresco de PET y el primero de agua embotellada del mundo. Además, una persona que consume al menos un agua embotellada al día, gasta al mes cerca de 300 pesos, según la empresa Veolia, suficiente para adquirir un recipiente de material durable. Prefiere envases de vidrio, que tienen más probabilidad de ser rehusados.

Compra local y planifica

“Un producto que se compra local no necesita traslado y por tanto, no necesita ser empaquetado”, dijo Rivas. Consumir de comercios cercanos a casa reduce el uso de empaques y bolsas para transportar las compras. Además, la planificación evitará las compras impulsivas, lo que reduce la cantidad de basura, ya que por ejemplo, un envase de las galletas no se recicla.

Prueba nuevas opciones

Existen alternativas a productos convencionales como popotes o cepillos de dientes.

Los primeros pueden ser sustituidos por los hechos de bambú o de semillas de aguacate, que se degradan en 240 días. Para los segundos, hay alternativas de bambú o madera. También puedes preferir el jabón en barra que el líquido.

Huye del unicel

Sólo 4 por ciento del unicel se recicla, así que es preferible evitarlo. Si lo usas, trata de desecharlo limpio para que pueda reciclarse o hazlo llegar a iniciativas que lo utilizan, como la empresa mexicana Indecolor que produce pintura a base de poliestireno, resina sintética para fabricar unicel.

Recuerda que el consumo global de plástico es de cerca de 245 millones de toneladas al año, por lo que en 2050 los océanos podrían tener más plástico que peces en peso, según el Foro Económico Mundial.