No desperdiciar comida te ahorrará hasta 10% de tus gastos
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

No desperdiciar comida te ahorrará hasta 10% de tus gastos

COMPARTIR

···

No desperdiciar comida te ahorrará hasta 10% de tus gastos

Los mexicanos tiran entre cinco y 10 por ciento de los alimentos, lo que representa una fuga de seis mil pesos al año para las familias.

Estas son algunas recomendaciones para evitar el desperdicio de comida.

Leticia Hernández
11/09/2018
Haz una lista de lo que requieres y no adquieras más de lo que puedes consumir.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La próxima vez que vayas al súper lleva planeado lo que comerás en la semana y llegando a casa organiza los víveres para su adecuado manejo en el refrigerador o alacena, así podrás reducir el desperdicio de alimentos y ahorrar hasta el 10 por ciento de tu gasto mensual.

En promedio un mexicano tira entre cinco y 10 por ciento de los alimentos que compra, lo que se traduce en una fuga de al menos 500 pesos para una familia que destina 5 mil pesos en alimentos al mes. Dejar de desperdiciar, te ahorraría unos 6 mil pesos al año.

Tirar alimentos porque se compra de más, no se planeó el menú semanal, no se prestó atención a las fechas de caducidad o por comprar impulsivamente en el súper, genera un fuerte impacto ambiental y repercute en tus finanzas.

“El desperdicio de alimentos ignora los principios del consumo inteligente: ser crítico ante la publicidad, administrar racionalmente los ingresos y cuidar una alimentación balanceada, aspectos que deben considerarse al planear las compras de alimentos”, señaló Gerardo Bernache, experto en manejo de desechos e investigador del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS) de Occidente.

Para conseguirlo, compra sólo lo que necesitas, haz una lista de lo que requieres y no adquieras más de lo que puedes consumir.

Deja los prejuicios de lado y compra frutas y verduras “feas” o irregulares. Son igual de buenas.

Entiende las fechas. “Consumir antes de” indica un periodo en el que el alimento es seguro para comerse, mientras que “Consumir preferentemente antes de” significa que la calidad del alimento es mejor antes de esa fecha, pero sigue siendo seguro comerlo después de esta. En tanto, la fecha de “Caducidad” es útil para la rotación del inventario de fabricantes y minoristas.

Almacena los alimentos en tu refrigerador a una temperatura entre 1 y 5 grados centígrados para una frescura y una vida útil máximas y atrévete a congelarlos frescos o cocinados; no pierden sus nutrientes y duran más.

Asimismo, trata de usar primero los productos que adquiriste inicialmente y ponlos hasta adelante de la alacena o refrigerador.

Sirve o come porciones de comida más pequeñas en casa y comparte con tus amigos en los restaurantes, en caso de que las porciones sean muy grandes.

Guarda tus sobras para otra comida o utilízalas en un plato diferente. Sé creativo, por ejemplo, los restos del pollo asado de la comida de hoy pueden servirte para el sandwich o la ensalada de mañana; sino, dona el excedente.

En el caso de los inevitables desperdicios, crea tu propia composta.