Definiendo la nueva cultura cervecera en Monterrey
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Definiendo la nueva cultura cervecera en Monterrey

COMPARTIR

···

Definiendo la nueva cultura cervecera en Monterrey

Las cervezas comerciales son las protagonistas en el mercado de la ciudad, a pesar del surgimiento de una variada oferta de marcas independientes.

Opinión MTY UDEM Blanca Alejandra Camargo y Luis Portales
16/05/2018
Placeholder block
CervezFuente: Bloomberg

La elaboración de cerveza es una de las 14 actividades más importantes de la industria manufacturera y representa el 29.3 por ciento de la producción bruta total de la industria de las bebidas del país. Con 10.5 miles de millones de litros de cerveza en 2016, el país es el cuarto productor de cerveza, después de China, Estados Unidos y Brasil y el primer país exportador de cerveza en el mundo. El consumo de cerveza de los mexicanos superó los 75 millones de hectolitros en 2016, aproximadamente 60 litros por persona al año, consumo bajo comparado con países europeos donde se consumen más de 90 litros al año.

La industria cervecera ha estado fuertemente vinculada con el desarrollo económico de Nuevo León, llevándolo a posicionarse como el principal consumidor de cerveza del país. El nacimiento de Cervecería Cuauhtémoc-Moctezuma, hoy Heineken, a finales del siglo XIX y su consolidación en el siglo XX, la llevaron a ser considerada como una de las empresas madres de la región (clasificación que se le da a las empresas que fueron base para la creación de nuevas empresas que posteriormente se consolidaron en los grandes holdings de Nuevo León y México). Además de Heineken, existen alrededor de 25 cervecerías independientes que ofrecen opciones de cervezas innovadoras y que se acercan al consumidor regio a través de catas, maridajes, clases y tours cerveceros.

En términos del consumo de cerveza, los pubs y establecimientos cerveceros cada vez están ganando más espacio en la ciudad y son frecuentes los festivales de cerveza, conciertos, mercados de diseño y eventos deportivos en los cuales se pueden degustar cervezas tradicionales e independientes a todos los precios, dando pie a una nueva cultura cervecera en la región.

El Centro de Estudios sobre el Bienestar de la Universidad de Monterrey, desarrolló un estudio para identificar aspectos que caracterizan el consumo de cerveza en Monterrey y su Área Metropolitana. Entre lo identificado se detectó que: el consumo de cerveza es una actividad predominantemente masculina: en bares, pubs y cervecerías, en estos espacios el radio de hombres a mujeres es aproximadamente de 5:1 y no es común observar grupos de amigas que tomen exclusivamente cerveza; ellas tienden a ordenar vino o bebidas preparadas.

Se considera como una actividad social que varía entre los restaurantes de cadena y las cervecerías especializadas. Los restaurantes de cadena son espacios de interacción con consumo rápido y donde la cerveza es complemento de la comida, cena o botana. En las cervecerías especializadas, la cerveza es el eje central de la interacción y se generan conversaciones en torno a ella. En eventos donde se promociona y venden cervezas artesanales como maridajes y catas, el consumo es mucho mayor y variado. Se prueban varios estilos de cerveza.

El consumo de cerveza artesanal está despegando lentamente. Inclusive en establecimientos y eventos de cervezas artesanales, todavía predomina el consumo de cervezas tradicionales y comerciales, seguido de tequila, o bebidas no alcohólicas. Contrario a lo que se piensa, la cerveza no es la bebida protagonista de las carnes asadas de los Millenials; el vino y el whiskey son bebidas cada vez más consumidas en estos encuentros. Aquellos que quieren consumirla compran la marca de su preferencia y el número estricto que se van a tomar.

Los estereotipos de género se rompen. No es extraño observar hombres tomando cervezas claras o de sabores exóticos como mujeres tomando cervezas oscuras. Tomar y asistir a eventos de cervecerías artesanales es un símbolo de status social. Se observan consumidores que no pierden oportunidad para compartir fotos de la cerveza artesanal que consumen o del evento en que participan en las redes sociales.

En conclusión, el consumo de cerveza es moderado y tradicional. En ninguno de los lugares visitados se observó un consumo excesivo a pesar de que varios establecimientos tenían promociones. Las cervezas comerciales son las protagonistas en la escena cervecera de la ciudad, a pesar del surgimiento de una variada oferta de cervezas independientes. Los consumidores regios tienen preferencia por marcas tradicionales y entrevistas realizadas sugieren que existe poco conocimiento sobre los diferentes tipos de cerveza que existen en el mercado.

Blanca es Profesora de la UDEM e integrante del Centro de Estudios sobre el Bienestar. Cuenta con Doctorado en Turismo por la Texas A&M University, Estados Unidos.

Portales es Doctor en Ciencias Sociales por el Tecnológico de Monterrey. Actualmente es profesor-investigador de la UDEM y dirige el Centro de Estudios sobre el Bienestar.

Opine usted: blanca.camargo@udem.edu luis.portales@udem.edu

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.