Llegada de Kia Motors ha generado una “colonización”
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Llegada de Kia Motors ha generado una “colonización”

COMPARTIR

···

Llegada de Kia Motors ha generado una “colonización”

En NL radican tres mil 800 coreanos y la cifra crecerá a cuatro mil 500 a fin de año.

Esther Herrera
16/05/2018
Cultura. En Corea los jefes se responsabilizan por las consecuencias de sus acciones, mientras que en México la mayoría de las decisiones se toman desde arriba.

La llegada de la armadora Kia Motors a Nuevo León ha originado un impacto no sólo económico, sino social y cultural, al darse una “colonización”.

Y es que los tres mil 800 coreanos que radican en el área metropolitana de Monterrey tienen una influencia en la comunidad de los municipios de Pesquería, Apodaca, Marín, Zuazua y Dr. González.

María Teresa Obregón Morales, investigadora de la Facultad de Trabajo Social de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), realizó un ensayo titulado: “La percepción cualitativa sobre las tendencias de los impactos culturales del caso Kia en la región Noreste del país”, y los primeros hallazgos son que no sólo la inversión de Kia Motors y sus proveedores que llegaron a la región ha dejado derrama económica, sino coreanos que migraron a este estado para establecer negocios vinculados a restaurantes, comercios diversos, entretenimiento e incluso ganadería.

En estas actividades productivas la influencia no sólo se suscribe a Pesquería, sino a municipios cercanos; la investigadora señaló que esta tendencia se mantendrá, y según datos del Instituto de Migración para finales de este año el número de coreanos llegara a cuatro mil 500.

De esta manera, el impacto no sólo se queda en la parte económica-social sino que en una influencia mayor al darse la mezcla de ambas culturas, ya que en el estado existen por lo menos 10 matrimonios entre coreanos y nativos, así que la mezcla cultural ya se arraigó en la región.

La también catedrática refirió que para la elaboración del ensayo entrevistó a empleados y directivos de empresas coreanas y mexicanas, el resultado fue que coincidieron en señalar que en la comunicación intercultural, tanto en la vida cotidiana como en el trabajo y la diferencia del idioma es el principal obstáculo y causante de malentendidos.

Además, entre los coreanos, el rango se determina principalmente por la edad y cada quien sabe muy bien cuál le corresponde. Ese orden de jerarquía contrasta con los valores mexicanos, que buscan igualdad independientemente de la edad, indicó.

Mencionó que la tendencia a corto y mediano plazo es que se produzca el fenómeno cosmopolita, multicultural, racial y se observe un mayor número de familias entre extranjeros.

Recomendó que debido a este impacto que va más allá de lo económico y comerciales, arrojando influencia socio-cultural y religioso, se debe de incorporar en los tratados comerciales aspectos geopolíticos, lo que vendrá a replantear las políticas públicas y educativas.