Son ya 264 los muertos por la represión de Ortega: CIDH
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Son ya 264 los muertos por la represión de Ortega: CIDH

COMPARTIR

···

Son ya 264 los muertos por la represión de Ortega: CIDH

António Guterres, secretario general de la ONU, manifestó su preocupación por la violencia en el país y apoyó la mediación de los obispos en busca de una salida pacífica.

Redacción
12/07/2018
Protestas en Nicaragua.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La mayoría de los países en el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) llamaron al gobierno de Nicaragua para poner fin a la represión y ejecuciones extrajudiciales ante el agravamiento de la crisis que estalló el pasado 18 de abril y que, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), ha dejado 264 muertos y mil 800 heridos.

António Guterres, secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), manifestó su preocupación por la violencia en el país y apoyó la mediación de los obispos en busca de una salida pacífica a la crisis.

En la sesión de la OEA, el secretario general, Luis Almagro, condenó la violencia del Estado y de los parapolicías, calificándola como “abusiva y criminal”.

En su reporte, el secretario ejecutivo de la CIDH, Paulo Abrão, denunció “el deterioro, profundización y diversificación de la represión en Nicaragua en la última semana”.

Agregó que la CIDH ha observado nuevas formas de represión contra las personas participantes en las protestas y opositores al gobierno y una afectación particular en los niños y entre los adolescentes.

El canciller nicaragüense, Denis Moncada, rechazó el informe por considerarlo “apresurado, prejuiciado y carente de objetividad”.

Atribuyó la violencia a “grupos terroristas” y al crimen organizado que buscan derrocar al gobierno del presidente Daniel Ortega.

Venezuela y Bolivia fueron los únicos países, en la OEA, que expresaron su apoyo al gobierno nicaragüense.

Al menos una decena de países exhortaron a las autoridades de ese país a respetar los derechos humanos. Uno de los más críticos fue Estados Unidos, cuyo embajador Carlos Trujillo acusó al gobierno de Ortega de impedir el trabajo de la CIDH.