Detienen a apoderado legal de edificio de Zapata 56
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Detienen a apoderado legal de edificio de Zapata 56

COMPARTIR

···

Detienen a apoderado legal de edificio de Zapata 56

La Procuraduría capitalina informó que agentes cumplimentaron una orden de aprehensión contra Macario Espino, apoderado legal de la empresa Canadá Building System.

Un juez de control calificó como legal la detención y le impuso prisión preventiva oficiosa hasta que se defina si se vincula o no a proceso.

David Saúl Vela
13/03/2018
Actualización 13/03/2018 - 18:30
Residencial San José ubicado en Zapata 56 en la colonia Portales calapsó tras el sismo del 19 de septiembre.

La Procuraduría capitalina detuvo a Macario Espino, apoderado legal de la empresa Canadá Building System, constructora del colapsado edificio de Zapata 56, colonia Portales, delegación Benito Juárez, donde murieron dos personas tras el sismo del 19 de septiembre pasado.

Dicho sujeto fue capturado en Jilotepec, Estado de México, con base en una orden de aprehensión que pesaba en su contra como probable responsable del derrumbe parcial del edificio conocido como Residencial San José y la muerte de Matilde Téllez Cárdenas, de 63 años y Karla Kaori Santos, de 30.

Mediante un comunicado, la dependencia que encabeza Edmundo Garrido Osorio aseguró que agentes de la Policía de Investigación cumplimentaron una orden de aprehensión contra Espino, de 48 años de edad y de inmediato lo trasladaron al Reclusorio Preventivo Varonil Sur de la Ciudad de México.

Explicó que, en la audiencia inicial, celebrada el domingo pasado, un juez de control calificó como legal la detención y le impuso prisión preventiva oficiosa a Espino quien solicitó la duplicidad del término, por lo será hasta el 15 de marzo próximo cuando se determine si se le vincula o no a proceso.

La procuraduría capitalina detalló que los delitos imputados a Espino son responsabilidad de los directores de obra o corresponsables, por lo que podría alcanzar hasta seis años y seis meses de prisión, así como homicidio doloso, cuya penalidad máxima es de 20 años.