Cuidado, el dólar puede cambiar de dirección
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Cuidado, el dólar puede cambiar de dirección

COMPARTIR

···

Cuidado, el dólar puede cambiar de dirección

12/04/2018
Actualización 12/04/2018 - 8:24

Hasta el día de hoy el peso ha sido de las monedas más ganadoras en el mundo a lo largo de 2018. Nuestra divisa se ha apreciado 7.2 por ciento respecto al dólar desde el cierre de 2017.

El cambio de perspectiva que hizo Moody’s ayer apoya esta tendencia.

Pero existe el riesgo de que esa tendencia pueda modificarse en los próximos meses y la divisa norteamericana se nos vuelva a encarecer.

Veamos algunos de los factores de determinan ese riesgo.

1.- El fortalecimiento del peso ha derivado tanto de un debilitamiento generalizado del dólar norteamericano como de la reducción de las incertidumbres relacionadas con la renegociación del TLCAN.

El índice dólar de Bloomberg ha perdido 3.3 por ciento en el año y el dólar se ha abaratado 5.1 por ciento respecto al yen, 2.6 por ciento respecto al euro y 4.9 por ciento frente a la libra esterlina.

Por otro lado, a partir de la séptima ronda celebrada en los primeros días de marzo, empezó a percibirse un cambio en la actitud de Estados Unidos (EU), que generó la percepción de que se podría llegar a un acuerdo en la renegociación del TLCAN, lo que dio tranquilidad a los inversionistas con activos en pesos y fortaleció nuestra moneda.

2.- Aunque la posición de EU se ha flexibilizado en algún grado por el incentivo que tiene Trump para que el TLCAN renegociado sea ratificado por el actual Congreso, antes de que se instale el que resulte de las elecciones de noviembre, esto no quiere decir que se haya cedido en temas nodales. El caso más crítico es el de las reglas de origen en la industria automotriz, tema del cual incluso no ha presentado una nueva propuesta formal, sino sólo ideas. En función de los tiempos requeridos, si llegara la primera semana de mayo sin acuerdo, es probable que las presiones cambiarias se desatarán nuevamente.

3.- Aun en el caso de que en mayo se anunciara un acuerdo en principio en la renegociación del TLCAN, si las tendencias que marcan las encuestas se mantuvieran como hasta ahora en junio, lo más probable es que a un mes de los comicios pudiéramos tener nuevas presiones sobre el tipo de cambio, en la medida que los mercados reconozcan el riesgo implícito de un triunfo de AMLO.

4.- El peor escenario para nuestra moneda sería el fracasar en llegar a un acuerdo en la renegociación del TLCAN en mayo y el anticipo de un posible triunfo de AMLO en julio. En este caso, no descarte niveles del dólar por arriba de los que vimos en febrero de 2017.

5.- Un escenario extremo en el sentido opuesto es el de una renegociación exitosa del TLCAN en mayo y una competencia cerrada que anticipe una posible derrota de AMLO en julio. En ese caso, no es imposible que viéramos un dólar cercano a los 17 pesos.

Las perspectivas de estabilidad cambiaria son casi inexistentes. Los escenarios apuntan o a un proceso de debilitamiento de nuestra moneda o a un fortalecimiento. O a ambos, en secuencia.

No sería nada difícil que en el caso de un acuerdo próximo en el TLCAN viéramos un fortalecimiento del peso en mayo y luego un debilitamiento en junio, en caso de que se anticipe un triunfo de AMLO en las elecciones.

Como le he comentado en otras ocasiones, la probabilidad de que el anticipo de un triunfo de AMLO debilite al peso no sólo está en función de las propuestas del candidato de Morena, sino también de la incertidumbre natural que genera la llegada de un partido que no ha estado en el gobierno federal.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.