50 predicciones de Diamandis para los próximos 20 años (II)
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

50 predicciones de Diamandis para los próximos 20 años (II)

COMPARTIR

···

50 predicciones de Diamandis para los próximos 20 años (II)

13/03/2018
Actualización 09/04/2018 - 23:07

El reconocido ‘futurólogo’, Peter Diamandis, reunió 50 predicciones sobre avances tecnológicos que muy probablemente provoquen cismas en el mundo como lo conocemos hoy. Peter las publicó hace dos semanas y a partir de esa fecha inicié una serie de columnas dedicadas a describir y en algunos casos comentar sobre estas predicciones. Hace dos semanas inicié con las primeras seis predicciones "(50 predicciones de Diamandis para los próximos 20 años (Parte 1)", 27 de febrero) y hoy continúo con otras nueve, en orden cronológico (de dos en dos años, como las publicó Diamandis).

Para el año 2022 las predicciones que reunió Diamandis son (continuando con la numeración de las mismas predicciones): (7) Las impresoras 3D podrán ‘imprimir’ ropa y módulos tipo ‘bloques de Lego’ que pueden unirse para la construcción de casas y edificios. Esto puede significar llevar una fábrica de prácticamente lo que sea a tu casa. Me imagino, por ejemplo, a una señorita en CDMX que quiere salir a bailar un viernes por la noche, podría desde diseñar un vestido, hasta ‘bajar’ un diseño hecho en Nueva Zelanda en su celular, vérselo puesto con fotos en 360 grados, inclusive modificarlo e imprimirlo en una tela reciclable, que pueda volverse a utilizar en otra ocasión; (8) las personas podrán viajar legalmente en automóviles autónomos ¿Imagínense la fuerte caída en el número y magnitud de los accidentes, así como en las primas de los seguros? En mi opinión, las compañías aseguradoras no van a desaparecer, debido a que los seres humanos siempre estaremos expuestos a riesgos, pero sin duda tendrán que modificar su oferta de seguros. Me imagino ahora seguros por accidente con robots o por robo de identidad o ‘hackeo’ y primas más baratas para la mayoría de los seguros actuales. Considero que en este último punto, la facilidad para llevar a cabo un monitoreo más frecuente, mucho más preciso y más barato, provocarán que las primas se puedan calcular de manera dinámica. Llevando este tema a otros riesgos que enfrenta el ser humano, si una persona accede a que una aseguradora pueda monitorear su frecuencia cardiaca y presión arterial, así como niveles de azúcar, colesterol, etc. en la sangre -que podría ser en tiempo real-, podría inferir sus hábitos alimenticios y de ejercicio y cobrar una prima de seguro de vida ad hoc a su estilo de vida. Una medición más precisa optimizaría los modelos de las aseguradoras que actualmente se fundamentan en cálculos estadísticos y actuariales; (9) los juguetes para niños tendrían incorporado ‘aprendizaje de máquina’ (o ‘machine learning’, una herramienta muy poderosa para construir interfaces de AI); (10) los robots se volverán parte ‘normal’ de la escena hogareña ‘clasemediera’, en donde los robots pueden entender frases en lenguaje humano ‘normal’, leer labios y reconocer caras, gestos y señales con los brazos o las manos; y (11) los robots podrán interactuar suficientemente con los seres humanos para reemplazar a recepcionistas, asistentes en las tiendas minoristas o llevar a cabo empleos de oficinista.

Nueve predicciones para el año 2024: (12) Habrá 10 millones de vuelos diarios de drones (actualmente los aviones comerciales son responsables de 100 mil vuelos diarios); en este sentido (13) los drones entregarán paquetes de manera rutinaria en los techos o al pie de las puertas de las casas y edificios. Imagínense la transformación que tendrán que llevar a cabo los actuales sistemas de correo y empresas como UPS, FedEx y DHL; (14) para estas fechas las emisiones de carbono habrán tocado su máximo histórico, para comenzar a caer (y el presidente de EU, Trump, desea impulsar la generación eléctrica con carbón); y (15) la construcción de plantas de generación de energía mediante fuentes solares o eólicas será mucho más barata que la de carbón o gas en el 90 por ciento de los casos alrededor del mundo.

Todavía faltan 35 predicciones, que continuaré describiendo y comentando cada dos semanas.

* El autor es director general adjunto de Análisis Económico y Relación con Inversionistas de Grupo Financiero Banorte y presidente del Comité Nacional de Estudios Económicos del IMEF.

* Las opiniones que se expresan en esta columna no necesariamente coinciden con las del Grupo Financiero Banorte, ni del IMEF, por lo que son responsabilidad exclusiva del autor.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.