¿Hay espacio para el perdón?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Hay espacio para el perdón?

COMPARTIR

···

¿Hay espacio para el perdón?

10/08/2018

En el PAN pasan del amor al canibalismo. No ocurre en otros partidos, ni siquiera en el PRI, que descendió del primer al tercer lugar. Pero las pasiones que desató Ricardo Anaya lo tienen, desde hace más de un mes, bajo el picahielo de sus propios compañeros.

Aunque Ricardo Anaya es un panista preparado, no supo hacerse de un equipo político fuerte. Sus más cercanos, como Damián Zepeda, van hilando error tras error político y no hay Penélope que los deshaga.

Poco a poco se van conociendo las tensiones que se vivieron al interior de la campaña. En una reunión privada con sus compañeros diputados, Marko Cortés reveló que no estuvo de acuerdo con la formación del Frente para la campaña presidencial, pero se calló por disciplina.

Quizá por eso Marko Cortés defiende su pasado panista desde casi el activismo, cuando pegaba propaganda en los postes con engrudo en apoyo a la campaña de Manuel Clouthier, y se deslinda de Ricardo Anaya.

Como hemos venido explicando, esas nuevas condiciones hacen que, en efecto, sólo haya tres figuras con posibilidades de ganar: Marko Cortés, Roberto Gil y Rafael Moreno Valle, siempre y cuando hagan las alianzas adecuadas.

¿Puede Marko Cortés reunificar al PAN? Es difícil responder afirmativamente, pero, sin duda, tiene posibilidades de lograrlo; ha trabajado con Felipe Calderón, Gustavo Madero y Ricardo Anaya. Su oferta tiene algo de misionero cristiano: “perdonarnos los unos a los otros”.

¿Cabe el perdón en el PAN? Las ofensas han sido muchas de parte de todos, de Calderón y de Anaya, de los siete gobernadores que rindieron la plaza antes de la batalla, del gobernador panista que alimentó la campaña contra Ricardo Anaya por la bodega, de los anayistas que desplazaron a otros anayistas de la lista de diputados y senadores…

El Consejo Político del sábado y domingo quizá nos ofrezca señales sobre el futuro del PAN. Pero si las cosas siguen como van, la pregunta es la misma que he planteado aquí desde hace tres semanas: ¿sobrevivirá el PAN?

El adelgazamiento del Senado de la República va mucho más allá de la reducción de salarios de los legisladores, ya que también se disminuirán las comisiones, el personal de confianza, los apoyos para los grupos y el turismo parlamentario.

Morena, con su mayoría en la Cámara alta, disminuirá las comisiones de las 85 que hay (64 ordinarias, 16 especiales y 5 bicamerales) a tan sólo 30, por el plan de austeridad que llevará a cabo, asegura el futuro líder de esta bancada, Ricardo Monreal. Simplemente de Relaciones Exteriores hay 7 comisiones y quedara una.

También habrá recorte en los asesores que, por cierto, es imposible que vayan todos a cumplir con sus funciones al Senado, ya que no cabrían, pues existen mil 400 asesores de legisladores.

Quien ha sido diputado, senador y gobernador asegura que contarán con el apoyo de la oposición en el plan de austeridad, pero advierte que si no están de acuerdo, utilizarán su mayoría, ya que es una de las prioridades en la agenda de Morena y del presidente electo.

Obviamente, en el primer periodo de sesiones, la mayoría de Morena hará leyes los 12 puntos propuestos por el presidente electo, entre los que destacan: eliminación del fuero, restitución de la Secretaría de Seguridad Pública (iniciativa que será enviada por Peña Nieto) y la revocación de mandato, entre otras.

En los próximos días, Ricardo Monreal dará a conocer su libro de cómo será el Senado en la LXIV Legislatura.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.