Pierde el nepotismo
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Pierde el nepotismo

COMPARTIR

···

Pierde el nepotismo

13/06/2018

El nepotismo no obtuvo buenos resultados en la contienda por las gubernaturas, de acuerdo con la encuesta de Coparmex y Fundación Este país, ya que ni en Veracruz ni en Puebla ni en Morelos los actuales gobernadores pudieron imponer a sus familiares.

La encuesta, realizada por Berumen e Ipsos, que asegura tiene un nivel de confianza de 95% con una precisión de más menos 1.1%, ponen en Puebla a Miguel Barbosa, de la coalición Juntos Haremos Historia, a la cabeza con 7.3 puntos de ventaja sobre Martha Erika Alonso, esposa del exgobernador Rafael Moreno Valle, en una elección que se había planteado como muy cerrada.

En Veracruz, donde contiende el hijo de Miguel Ángel Yunes Linares, también tiene ventaja el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, Cuitláhuac García aunque ésta es sólo de 1.8 puntos, lo cual convierte a esta contienda como la más competida de las 9 entidades en juego.

Y en Morelos, como ya se sabía, el hijo de Graco Ramírez, Rodrigo Gayosso, se encuentra en un lejano cuarto lugar, únicamente con el 10 por ciento de las preferencias, mientras que Cuauhtémoc Blanco también de la coalición Juntos Haremos Historia tiene 33.7 puntos.

De acuerdo con esta encuesta Juntos Haremos Historia va a la cabeza además en Chiapas con 29.3 puntos de ventaja, en Ciudad de México con 14.9 y en Tabasco por 44.4. con lo cual va en primer lugar en seis estados.

Mientras que la coalición PAN-PRD-MC aventaja en Guanajuato con 38.4, Movimiento Ciudadano en Jalisco por 16.9 y el PRI- Panal en Yucatán por 4.8.

Entre los datos útiles que nos permite apreciar la encuesta, está también, lo que aporta cada partido político a las coaliciones y una vez más nos lleva a la discusión de si deben seguir existiendo los partidos pequeños.

En el caso de la coalición por México al Frente la caída del PRD en las preferencias electorales para apoyar al candidato presidencial Ricardo Anaya da terror, ya que al parecer se puede convertir en chiqui partido.

Sólo aportará el 1.4 por ciento de los votos, cuando en la pasada elección presidencial de 2012 –tenía a López Obrador como candidato– obtuvo el 31.59 por ciento de los sufragios, lo que significa una disminución del 30%.

Pero si hablamos de los históricamente pequeños tenemos que, Movimiento Ciudadano sólo aporta el punto 0.7 por ciento de las preferencias, lo cual no significa casi nada en los 21 puntos que tiene Anaya Cortés en la encuesta.

Por lo que los partidos grandes deberían repensar sus estrategias, ya que MC ni siquiera quiso hacer Alianza con el PAN y el PRD en el único estado donde puede ganar, Jalisco.

Si nos referimos a la alianza Todos por México la situación está todavía peor ya que su candidato, José Antonio Meade, tiene el 13.6 por ciento de las preferencias, de las cuales el PRI aporta el 12.4, el Verde apenas el 1 y el panal el 0.2.

Y eso que estos dos partidos se pusieron sus moños y sólo hubo coaliciones a nivel local en Campeche, Coahuila, Oaxaca, Quintana Roo y Sonora, según datos de Integralia.

Además de que en Chiapas, estado gobernado por el Verde se rompió la coalición estatal.

En definitiva, de acuerdo con la encuesta de Coparmex, la coalición más exitosa es la de Juntos Haremos Historia con Andrés Manuel López Obrador que tiene 41.7 por ciento de las preferencias electorales, aquí el PT le aporta 14.1 y el PES sólo aporta 0.6%

Estos datos tan precisos nos corroboran la idea de definir la sobrevivencia de este tipo de agrupaciones que finalmente cuestan tanto dinero a los ciudadanos.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.