¿Y 'ahora'?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Y 'ahora'?

COMPARTIR

···

¿Y 'ahora'?

27/03/2018
Actualización 27/03/2018 - 8:44

El 9 de octubre de 2017 escribí en estas páginas de EL FINANCIERO sobre congruencia. Escribí sobre la decisión de Emilio Álvarez Icaza de no contender como candidato presidencial independiente. Escribí que se movía algo en México con este esfuerzo organizado, alejado de las posiciones políticas, de cuotas, de las dinámicas de poder que ya conocemos, que surgía desde la ciudadanía. Lo resumía en el último párrafo de aquella columna titulada 'El cambio':

“¿Se acaba la esperanza del cambio sin Emilio en la boleta? No, porque la esperanza del cambio no está en los políticos y desde un puesto, sino en los ciudadanos y en la calle, con la exigencia y con el ejemplo como bandera”.

Ayer, este grupo ‘ciudadano’ confirmó su unión a la campaña de Ricardo Anaya. 'Ahora' actuó como cualquier partido político que hace alianzas electorales cuando así lo cree conveniente. Así lo consigna la nota firmada por la periodista Susana Guzmán en EL FINANCIERO: “Ricardo Anaya, candidato de la coalición Por México al Frente, anunció la incorporación de la organización Ahora, coordinada por Emilio Álvarez Icaza, como la 'ciudadanización' del Frente que encabezan PAN, PRD y MC […]. La organización encabezada por el expresidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), a poco más de un año de su surgimiento, competirá electoralmente”.

En un comunicado de prensa, el exaspirante presidencial justificó la incorporación del movimiento que encabeza y que promovió candidaturas independientes en distintos estados de la República, y aseguró que la alianza nace de una ‘apertura al diálogo’, de la incorporación de una agenda ciudadana que entre otras cosas esté comprometida con el combate a la corrupción. Y de pronto, aquel discurso que dio en Tlatelolco cuando formó el movimiento, se convirtió en un discurso demagógico político más como aquellos de los que decía que los ciudadanos que representaban estaban hartos.

He leído con detenimiento el comunicado de prensa de Ahora y no coincide con lo propuesto hace menos de un año. Pasó de la “desconfianza” a la certidumbre “consciente de nuestras diferencias”. “Ahora es una organización de personas que no nos sentimos representadas en las fuerzas políticas que hoy existen, nuestra relación con el Frente se da a partir de un proceso autónomo y democrático, y de la firma de principios en busca de hacer política de otra forma. Nuestra relación con el Frente se produce a partir de nuestras coincidencias y conscientes de nuestras diferencias.

“Nuestros encuentros y nuestros diálogos se han caracterizado por el reconocimiento de una autocrítica necesaria y de la honestidad de los conceptos y las palabras que hemos intercambiado, porque en el Frente, a diferencia de otras fuerzas políticas, hay un reconocimiento de que la alternancia no permitió llegar a la democracia y de que no será a partir de la simulación, la mentira o el dogmatismo, como construiremos las opciones para un país más justo”, dice el comunicado de Ahora.

La adhesión de Ahora, por supuesto, no sólo implica que el Frente abrazará una agenda política y de propuestas, sino la obtención de ocho candidaturas al Congreso federal. Cinco para diputados y tres para senador, incluyendo, claro, la suya. Lo que omite en el comunicado es decir que una de esas candidaturas será para su hermano, José Álvarez Icaza, quien contenderá por Movimiento Ciudadano en Morelos. Y claro, la de Lucia Riojas, quien buscó una candidatura para la jefatura de Gobierno como independiente, que no logró ni 50 por ciento de las firmas de apoyo y que pasó de criticar al partido en el gobierno a apoyar la contienda de Alejandra Barrales ¿Eso es ciudadanizar un Frente político?

¿Hasta dónde se compromete la causa ciudadana cuando abraza a un Frente como el que se negoció entre lo que queda del PAN, lo que queda del PRD y MC? ¿Cuánto cuestan esas candidaturas que incluyen familiares? ¿Pueden empatarse ideales y valores con personajes impresentables dentro de los partidos del Frente?

¿De verdad espera Álvarez Icaza que creamos que un discurso y promesas sin sustento sustituirán lo que significa para miles de ciudadanos que legítimamente creyeron en Ahora, cuando se le vea haciendo campaña a él o sus aliados con personajes como Mauricio Toledo o Jorge Romero, por demás conocidos de la CDMX? ¿Esa es la clase política a la que debemos creerle que abrazará causas ciudadanas?

Es una pena que el tiempo, en este caso, le haya dado la razón a los detractores que vieron en Ahora un movimiento que sólo buscaba apoyo ciudadano para negociar espacios políticos. Hasta ahí el engaño de la congruencia que hoy ya tiene rostro de oportunismo.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.