Lo bueno, lo malo y lo feo de la cuarta transformación
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Lo bueno, lo malo y lo feo de la cuarta transformación

COMPARTIR

···

Lo bueno, lo malo y lo feo de la cuarta transformación

06/12/2018
Actualización 06/12/2018 - 10:56

Cada seis años los gobiernos se reinventan, pero en el sector financiero se habían respetado perfiles y experiencia de funcionarios por encima de partidos, por eso en esta etapa iniciada, llamada la cuarta transformación, algunos de los cambios que se han presentado han generado preocupaciones y alarmas.

Empezando con lo feo, tanto en la Condusef como en la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF) se despidió a todos, sí a todos los vicepresidentes y directores generales, lo cual por un lado puede parecer lógico, pero hay áreas sumamente técnicas en donde funcionarios con alto perfil y conocimiento habían pasado gobiernos sin importar partidos políticos, por eso más que lamentable la salida de Luis Fabre, vicepresidente técnico de la Condusef, ya que tiene un alto conocimiento de leyes y números del sector financiero y si alguien sabe casi todo de ese organismo, es él. De la Condusef salieron los cuatro vicepresidentes y al menos más de 10 directores.

Oscar Rosado Jiménez será el nuevo presidente de la Condusef que también en estos días otra decisión controvertida como deshabilitar varias opciones de consultas como el portal de queja vía electrónica que se lanzó hace unas semanas, la razón se dice es que fue pedido por los bancos, ya que se quejaban que hace falta una firma electrónica del usuario, por lo pronto, ojalá los demás apartados estadísticos se mantengan.

En lo malo, es que en pleno momento en que se requiere información para los usuarios de servicios financieros, parece que con estos cambios serán los más perjudicados, ya que tendrán que esperar a que concluyan estos procesos, así que más vale que no se presenten fraudes.

En el otro lado, lo bueno es que muchos de los funcionarios que han salido con el cambio y que cuentan con amplia experiencia y preparación en el sector financiero son muy solicitados por organismos y empresas internacionales, ya que recordemos en México dependiendo el cargo no pueden tener relación por un año con nadie que hayan supervisado en territorio nacional. El primero en ser llamado como asesor invitado en temas de prevención de lavado de dinero es Bernardo González, expresidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, quien estará asesorando a medio tiempo a la empresa Financial Integrity Network (FIN) ubicada en Estados Unidos en temas de ciberseguridad, financiamiento al terrorismo y lavado de dinero, pero dada su experiencia en el sector financiero, empresas del otro lado del mundo también lo buscan para tener su asesoría.

Y en la columna del martes, nos faltó Enoch Castellas, quien asumió la presidencia de Canacintra, tendrá, sin duda, una labor importante ya que es químico y también sabe de toda la parte energética. En todos estos años se ha destacado por su labor dentro del organismo y dicen “ya le tocaba” asumir la dirigencia, ya que él venía viendo la contabilidad de los adeudos de los estados al sector industrial. La importancia de este organismo en este momento es más que evidente, sólo hay que recordar que la actual lideresa de Morena, Yeidckol Polevnsky salió precisamente de las filas de la Canacintra, y se dice que por ello, hoy sigue más que presente en el organismo, del cual nunca se ha despegado. El reto de Enoc será, sin duda, hacer que la Canacintra que en un pasado se le asociaba con el PRI y luego con Morena deje de ser identificada con algún partido y se enfoque en que el organismo industrial más importante del país, esté dentro de la jugada y aportando a los temas claves en ese sector. Por lo pronto, la moneda está en el aire.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.