Michael Flynn, remix
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Michael Flynn, remix

COMPARTIR

···

Michael Flynn, remix

06/12/2018

Michael Flynn duró escasas tres semanas como el asesor de seguridad nacional de Donald Trump al comenzar su mandato en enero de 2017, pero fue pieza central de su campaña rumbo a la presidencia. Era quien siempre lo acompañaba en las giras, quien lo tranquilizaba, con quien sostenía largas conversaciones sobre todos los temas. Y fue quien originó la famosa frase “lock her up” que tanto se usó en los mítines políticos de Trump, pidiendo cárcel para su rival Hillary Clinton.

Cuando, en los últimos días de su administración, el presidente Barack Obama impuso sanciones a Rusia por interferir en el proceso electoral de EU, Flynn llamó por teléfono a Sergei Kislyak, entonces embajador de Rusia en Washington, y le pidió que no reaccionaran a las sanciones, puesto que en unos días Trump tomaría posesión y las levantaría. Cuando la prensa se enteró de la llamada, Flynn aseguró que solo fue una felicitación navideña, y que las sanciones no se mencionaron. Es decir, mintió. El problema fue que repitió la mentira a los investigadores del FBI tres días después de entrar en funciones. El FBI tenía la grabación de la llamada con Kislyak como prueba irrefutable, así que Flynn renunció.

Al día siguiente de la renuncia, Trump se reunió a solas con el director del FBI James Comey. Le pidió que se abstuviera de investigar y presentar cargos contra Flynn. Comey se negó, y Trump lo corrió. Al poco tiempo, y ya en medio de un escándalo mayúsculo, Rod Rosenstein, procurador general en funciones, nombró a Robert Mueller como fiscal especial para investigar la intervención rusa en las elecciones presidenciales de 2016 en EU, si hubo lazos de la campaña de Trump con Rusia, y cualquier delito que se desprenda de esa investigación.

La primera ficha del dominó que se derrumbó fue Flynn. Mueller presentó cargos formales en su contra por mentir al FBI, y al mismo tiempo anunció que Flynn se declaraba culpable, y que había aceptado cooperar con la investigación. Eso fue hace poco más de un año, y no se volvió a saber nada de Flynn, sino hasta hace 36 horas.

El martes por la noche, Mueller presentó su recomendación de sentencia al juez en el caso Flynn. Dice que dada su extensa y sustancial cooperación, recomienda libertad bajo caución. Ni un día en la cárcel. ¿Por qué? Todavía no sabemos, porque muchas partes del documento vienen selladas, pero de lo que se reveló, se pueden inferir varias cosas.

El documento menciona tres procesos en curso, sobre los que Flynn ha declarado en 19 ocasiones. Uno, es criminal, y no forma parte de la investigación Mueller. Para éste, Flynn cooperó con otras áreas del Departamento de Justicia. No sabemos de qué se trata, ni quién está implicado. Otro, es la investigación de Mueller, que presumiblemente, abarca la conspiración de individuos con elementos rusos para influenciar la elección, y la posible obstrucción de justicia cometida por el presidente Trump, y otros. Y un tercero, que es un completo misterio, aunque muchos analistas piensan que se trata de una investigación de contraespionaje.

Hasta ahora, ni Trump ni sus abogados saben el contenido sellado de la recomendación. Lo conocen el juez, el equipo de Mueller, el subprocurador Rosenstein, como supervisor del caso, y puede ser que Matt Whittaker, el procurador en funciones, recientemente nombrado por Trump ante el despido de Jeff Sessions. Mueller sabe que Whittaker podría informar al presidente lo que tiene, y parece no preocuparle.

El viernes Mueller presenta documentos similares en el caso de Paul Manafort, pero aquí recomendará la sentencia máxima, dado que Manafort rompió su acuerdo de cooperación.

Sigue la novela.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.