Mías, tuyas, nuestras necesidades y las de Meade
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Mías, tuyas, nuestras necesidades y las de Meade

COMPARTIR

···

Mías, tuyas, nuestras necesidades y las de Meade

13/04/2018

El famoso Registro Nacional de Necesidades propuesto por Meade, ahora bautizado Avanzar Contigo, no es ni una locura ni una propuesta bizarra ni mucho menos populista. Es un parteaguas en el tema de los programas sociales de nuestro país. No es que no vayan a entregar una licuadora o una lavadora, sino que mediante la encuesta-censo levantada a lo largo y ancho del país podrán, gracias al uso de la TI, hacer un cruce certero de las necesidades de cada municipio, colonia o incluso a nivel individual para poder tener mejores políticas públicas.

Ahora bien, ¿cómo lo harán? Los ciudadanos en cada mitin podrán llenar el formato que trae tres necesidades personales y tres necesidades para el país, después les entregarán una tarjeta (no es de crédito ni de débito) para el diagnóstico y el seguimiento de las propuestas. Ojo, los tres candidatos con partido han declarado que es muy importante mantener las finanzas públicas sanas siendo más eficiente. Los detalles de “cómo lo lograrán” son los diferenciadores.

Me explico: AMLO dice que con lo que ahorraremos de la corrupción, unos 500 mmdp (sus asesores dicen que serán 400 mmdp); ninguna de las cifras es suficiente. Anaya nos ofrece el ingreso básico universal, el pero es que al presupuesto del país le falta un 0 para que sea realidad. Y Meade, mediante el programa antes descrito, nos ofrece ser más eficientes y más transparentes, con lo cual su gobierno podrá rendir mejores cuentas. Vamos, si fuera médico nos diría que esta encuesta-censo es la historia clínica del país, con la cual tendrá el diagnóstico completo para así poder instrumentar las mejores políticas públicas.

Placeholder block

Apenas el lunes les contaba que AMLO, a través de la postulación de Napo al Senado, le estaba mandando un mensaje a Germán Larrea. Bueno, pues por el desplegado publicado hace dos días, en la página tres de la sección Nacional de un periódico nacional, es más que evidente que Larrea no sólo recibió el mensaje, sino que está pataleando.

Pues, déjenme platicarles que dicho desplegado, a página completa, y quesque pagado por los sindicatos de trabajadores mineros y metalúrgicos, está MUY bien hecho; vale mucho dinero, pues lo hizo un profesional de la comunicación que, por el trabajo visto, seguro cobró bastante; además habrá que sumarle los 500 mil pesos que cuesta dicha página.

El empresario está tratando de evitar la llegada de Napo al Senado, pues, de lograrlo, sin duda afectaría sus negocios. Lo que supongo que no sabe, pues sus asesores No le han informado, es que está tirando su dinero a la basura, ya que el PRI, de Enrique Ochoa, hizo el favorcito, más bien superfavor de impugnarlo. Ya veremos qué resuelve el Trife.

Placeholder block

Y mientras el círculo rojo anda rasgándose las vestiduras por las elecciones, déjenme platicarles que los clientes VIP y las celebridades de nuestra sociedad andan vueltos locos por conseguir una invitación para el desfile y la fiesta de Dolce & Gabbana. Resulta que, por primera vez en su historia, Domenico Dolce y Stefano Gabana estarán en México; bueno, para que mejor me entiendan, será además su primer viaje a América Latina.

El desfile de Alta Costura será en el Soumaya y lo está organizado la prometida más guapa y trabajadora, Martha Balcarcel, quien se nos casa el próximo 28 de abril con Jorge Gamboa de Buen. Es más, me enteré que hasta están volando clientes VIP de Latinoamérica para el desfile. Los anfitriones de la fiesta son Juan Carlos Escribano y Carlos Salcido, dueto dinámico del Palacio de Hierro. Siendo más específica, del acontecimiento, les puedo platicar que después de Harrods, el Palacio de los Palacios es la segunda tienda en el mundo mundial en que realizan Stefano y Doménico una fiesta. ¡Así las cosas! Ojo, para entrar deberán llevar su confirmación vía mail, pues sin ella, ni aunque lloren o griten o saquen charolas de quiénes son o a quién conocen, los dejarán entrar.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.