Anaya le quitará votos a Margarita
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Anaya le quitará votos a Margarita

COMPARTIR

···

Anaya le quitará votos a Margarita

08/03/2018
Actualización 08/03/2018 - 8:34

López Obrador y José Antonio Meade tienen que dar gracias al cielo y admitir que son unos afortunados: Ricardo Anaya será el candidato oficial del PAN a la presidencia a partir del domingo, cuando se registre ante el INE.

Casi cualquier otro candidato de Acción Nacional en alianza con el PRD se ubicaría hoy en el primer lugar y, dadas las condiciones del país, la elección estaría prácticamente resuelta.

La población, mayoritariamente, no está por una aventura populista como la que implica López Obrador, ni quiere que el PRI permanezca otros seis años en Los Pinos.

Sin embargo, sería un error menospreciar a Anaya. Tiene la estructura de tres partidos a su disposición, lo que va a significar que le quitará votos a Margarita Zavala, la auténtica candidata del panismo en esta contienda.

El PAN está fracturado entre los que respaldan a Anaya y los que están con Zavala. Por eso hay que insistir que AMLO y Meade son dos tipos con suerte.

Si Anaya se hubiera esperado seis años con sus aspiraciones, habría regresado al PAN a la presidencia y estaría en condición inmejorable para asumir él la candidatura en 2024, cuando tendrá apenas la edad de 45 años.

El hubiera no existe, y lo que tiene ahora es un partido irreconocible por el oportunismo y la chabacanería de muchos de sus cuadros representativos que destilan rencores y ambición a diestra y siniestra.

Fue lastimoso, de dar tristeza, ver cómo se quiso quitar a Ernesto Cordero de la presidencia del Senado por sus opiniones políticas. Y que senadores del PAN hayan secundado la moción contra su compañero, formulada por la senadora Angélica de la Peña, integrante de un partido estatista como es el PRD.

La senadora panista Adriana Dávila lo dijo en tribuna: “!Usted (Ernesto Cordero) ha usado esta mesa directiva de manera lamentable, las declaraciones que ha hecho no tienen que ver con su encargo!”.

Recuerdo que en el patio del antiguo Senado, en la vieja casona de Xicoténcatl, había una estatua de Belisario Domínguez para que ningún legislador olvide que no pueden ser objeto de sanción por sus opiniones políticas.

¿Qué le pasa al PAN? ¿A este PAN, que es distinto al que contribuyó a abrir los mayores espacios de democracia en el país, a fuerza de razón y tesón?

“La que mejor representa los ideales panistas, los postulados, los principios, las tesis fundacionales, por mucho es Margarita Zavala y no Ricardo Anaya”, dijo Fernando Canales Clariond en entrevista con Anabel Clemente, de EL FINANCIERO, al incorporarse al equipo de la precandidata independiente.

Él no se va del PAN, y explicó por qué: “no he renunciado ni pienso renunciar a mi militancia. El partido no es de Ricardo Anaya, sino de los militantes que auténticamente compartimos una filosofía”.

Se puede estar en desacuerdo con el panismo, pero lo que no se puede hacer es ignorar su historia y el papel que ha jugado en el país para su modernización y democratización.

¿Qué van a hacer con Canales Clariond?

¿Sabrán quién es?

¿Lo van a expulsar?

¿A insultar como a Cordero?

¿A inducir su salida como la Margarita?

¿A marginarlo como han hecho con sus dos expresidentes de la República?

¿Dejarán que se vaya, como han hecho con varios expresidentes de ese partido?

No sería extraño, porque desconocen la historia de su propio instituto político y de los que lucharon por liberalizar la economía y democratizar la política.

¡Para afuera Canales Clariond!, al cabo que ya tienen a Acosta Naranjo y a Agustín Basave.

De acuerdo con sondeos conocidos ayer, Zavala ya está en dos dígitos de las preferencias, sin haber tenido un solo spot en medios electrónicos (Anaya tuvo un millón 500 mil antes de hacer oficial su candidatura) ni contar con la estructura de un partido.

Representa, eso sí, al panismo en esta campaña. Aunque Anaya le va a quitar votos.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.