Nakba
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Nakba

COMPARTIR

···

Nakba

17/05/2018
Actualización 17/05/2018 - 12:57

Tomo el periódico en la mañana, lo veo de reojo, lo volteo y algo queda colgando en mí, una sensación, lo vuelvo a ver, esa imagen, me toma unos segundos… Me pregunto si es realidad o un fotograma de Terrence Malick (Ottawa, 1943) una fotografía de Jeff Wall (Vancouver, 1946). Una imagen construida, armada, coreografiada. Veo el cielo azul detrás de una nube negra, adolescentes tirados en el piso, otros corriendo tratando de escapar, otros de rodillas porque los francotiradores les balearon las piernas y deseo que sea un montaje, pero mi cabeza me hace trucos y me dice que no puede ser, que está en el periódico en primera plana. Que no es un montaje, sino la icónica imagen de la realidad capturada por el fotógrafo independiente Yasser Fathi, quien fue herido de bala en el estómago.

Adolescentes (de la edad de los nuestros de Ayotzinapa) con banderas de Palestina en las espaldas me hacen pensar en la matanza en Gaza de hace unos días. Y a lo largo del día aparecen otras imágenes, yo atravesando la frontera entre Egipto e Israel en camión cuando tenía la edad de esos jóvenes de la foto, mi sorpresa al ver a otros niños-adolescentes de entre 16 y 18 años armados con metralletas, muy bien armados, guapos, bien alimentados, con la posibilidad en sus manos de decidir sobre la vida de los demás, el absurdo de ello y lo irreal. Imágenes de las siete u ocho veces que una de esas niñas armadas me hizo pasar mi backpack por la banda de rayos X, que dejaba que se cayera al suelo para que yo la volviera a levantar.

Imágenes de una noche surreal en Jerusalén, de hotel en hotel, nos dijeron que no podíamos tener ese coche del lado palestino, que nos lo iban a quemar por ser de una compañía arrendadora americana. Imágenes de piedras sagradas, en esta ciudad sagrada; “aquí nació José, aquí fue la novena caída de Jesús, en esta piedra Verónica le lavó la cara, este es el templo bajo el cual está la piedra donde Mahoma comenzó su viaje, estas son las piedras que quedan del templo de David y la destrucción por la cual se lamentan, este es el lugar del fuego sagrado, estos son los olivos bajo los cuales Judas besó a Cristo…”.

Y me pregunto: ¿Qué significan esas nuevas piedras, las del territorio americano trasladadas al lugar de la piedra sagrada?

Otras imágenes: México a favor de la implantación de la embajada americana en Jerusalén mientras se renegocia el Tratado de Libre Comercio, Trump tomando aire relanzando su campaña en suelo Mexicano.

Y vuelvo a ver las cifras: 60 palestinos abatidos por el Ejército israelí, más de dos mil 400 heridos; más de 500 personas han recibido impactos de bala en las piernas por centenares de francotiradores del ejército israelí.

Y deseo que la foto de la portada del periódico sea sólo una sublimación de la realidad y que se muestre en una exposición en algún gran museo estadounidense, donde NUNCA se toca el tema de Palestina porque una gran mayoría de los benefactores de los museos, galeristas y coleccionistas son judíos.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.