Sondeos, encuestas y responsabilidad
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Sondeos, encuestas y responsabilidad

COMPARTIR

···

Sondeos, encuestas y responsabilidad

11/10/2018
Actualización 11/10/2018 - 11:41

Pese a críticas, las encuestas siguen siendo el instrumento de medición de la opinión pública por excelencia. La selección de la muestra es fundamental, la elaboración del cuestionario, la formulación de las preguntas, su orden, su claridad, son básicas, y, desde luego la aplicación es otro factor que define confiabilidad. Los sesgos son pues fáciles de inducir si no hay una metodología adecuada. De ahí que tratándose de temas electorales y políticos, el INE regula y verifica las mismas.

La llamada consulta sobre el NAIM se realizará del 23 al 28 de octubre en 538 municipios. El INE no participará en el ejercicio. Es decir, no habrá autoridad que certifique una adecuada medición. Cuáles son estos 538 municipios y cómo se seleccionaron, no hay explicación. La fundación Arturo Rosenbleuth sólo apunta que éstos representan el 82 por ciento del padrón electoral, es decir, serán urbanos en su mayoría. Qué tendencia histórica de voto registran los seleccionados tampoco se analiza.

Más que encuesta, estamos ante un sondeo de opinión. Se instalarán mesas en plazas públicas en las que se podrá votar previa presentación de la credencial de elector. Es decir, sólo se podrán expresar los ciudadanos empadronados. No queda claro si podrán votar habitantes de otros municipios o sólo los de los seleccionados. Funcionarán de las 8 a las 18 horas de jueves a domingo. Se comenta serán dos o tres preguntas en la boleta, sin que aún se difundan. Y se apunta que no será vinculante, ya que la decisión la tomará el próximo gobierno, que hoy presentará su informe.

En tanto, las encuestas efectuadas por medios y casas encuestadoras apuntan la preferencia a Texcoco. El Financiero publicó ayer resultados en donde un 62 por ciento de los encuestados apoya continuar con la construcción del NAIM, última medición de una serie que ha venido realizando este medio. Otras casas encuestadoras confirman esta tendencia. Pero el ejercicio de consulta será distinto, por votación, y sus resultados se darán a conocer el 28 por la noche.

AMLO se queja de que el NAIM aún requiere de recursos presupuestales y que no está dispuesto a erogarlos. Así las cosas, todo apunta a que la decisión será la de concesionar el aeropuerto más grande de Latinoamérica y uno de los mayores del mundo. Es un negocio redondo. El beneficiario, se especula, será Carlos Slim, no tendrá problemas para conseguir el financiamiento por su rentabilidad. Si dicha concesión se hará por concurso o por asignación directa, aún no lo sabemos.

Defensores de la consulta apuntan que el ejercicio es encomiable porque gobernar con la opinión del pueblo es una práctica democrática. Sin embargo, su aplicación es selectiva. No se aplica al Tren Maya. Proyecto de gran alcance, pero de dudosa rentabilidad económica y social. Su costo, el impacto ambiental y su remediación, el número de pasajeros que serán usuarios potenciales, la carga que podría trasladar en la región, son una incógnita. Si bien se habla de formar un fideicomiso para financiar una Fibra E, como se ha hecho con el NAIM, la colocación para conseguir el dinero requiere estudios de factibilidad financiera.

Es decir, si se pretende recaudar fondos privados para ese proyecto, se deben realizar los estudios que establezcan su rentabilidad para que se pueda repagar con su respectivo premio, a los inversionistas. Estos aún no se realizan. Se dice el DNR, impuesto a turistas, sea la base, con lo cual se acabará con la promoción turística del país en aras de este proyecto. Hay inconformidad entre el sector turístico. No hay claridad en que sea beneficioso acabar con promoción en aras de desarrollar un proyecto ambicioso, importante, pero no necesariamente viable.

Es loable se busque desarrollar al sureste, frente al abismal rezago que contrasta con el norte del país. Sin embargo; a la zona fronteriza se le dará un trato fiscal especial que ahondará diferencias norte-sur. Sin duda muchas empresas utilizarán incentivos en busca de reducir el pago de impuestos. Tampoco esta decisión será llevada a consulta, sondeo o encuesta.

En fin, en breve vamos a conocer el alcance, la responsabilidad, del proyecto que AMLO habrá de respaldar, primero con la reorganización que se dará con la nueva Ley Orgánica del Gobierno Federal, y posteriormente, con el Paquete Económico de ingreso y gasto que envíe al Congreso. Ahí se despejarán las incógnitas. Hoy sólo especulamos.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.