El caso Chihuahua impacta a Oaxaca
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El caso Chihuahua impacta a Oaxaca

COMPARTIR

···

El caso Chihuahua impacta a Oaxaca

26/01/2018
1
   

  

(Tomada de @Angel_meixueiro)
,

Las ondas expansivas del caso Chihuahua comienzan a sentirse en otros estados del país y en la sede nacional del Partido Revolucionario Institucional.

La revelación de que 250 millones de pesos de la Secretaría de Hacienda terminaron, según la Fiscalía de Chihuahua, en campañas del PRI, en 2016, es la punta de un iceberg cuya dimensión oculta comienza a desvelarse.

El 24 de diciembre Proceso había adelantado que ese esquema de corrupción habría alcanzado a por lo menos otras seis entidades: Durango, Puebla, Sinaloa, Sonora, Tamaulipas y Veracruz. Ahora apuntan a un personaje oaxaqueño, ligado de tiempo atrás ni más ni menos que a Enrique Ochoa Reza, presidente nacional del PRI.

Se llama Ángel Meixueiro González. Su cara apareció en otoño en la portada de la revista Los Rostros de Oaxaca. Cumplirá 43 años el 20 de marzo y según le dijo a esa publicación, le encanta la película Mi villano favorito, pues considera que los Minions son personajes fabulosos. Hace casi un año, Alejandro Murat lo puso al frente del Comité de Planeación para el Desarrollo (Coplade) de Oaxaca.

La revista Rostros le preguntó en qué consiste el Plan Estatal para el Desarrollo de Oaxaca. Meixueiro contestó que el “objetivo principal es mejorar la calidad de vida de los oaxaqueños, acabar con la impunidad y corrupción, y construir un gobierno transparente, con rendición de cuentas y entregando resultados a los oaxaqueños”.

Ese es el discurso de este exdiputado federal (dicen que quiere volver a San Lázaro). Sin embargo, esas palabras contrastan con revelaciones periodísticas que ubican a Meixueiro en el núcleo de un esquema de corrupción en la Chihuahua de César Duarte, que podría alcanzar los seis mil millones de pesos.

En la edición de este jueves del semanario Eje Central (http://www.ejecentral.com.mx/la-trama-de-cesar-duarte-rebasa-chihuahua/), los reporteros María Idalia Gómez y Luis León revelan que la trama chihuahuense involucra a más personas de las que se habían mencionado hasta ahora.

“Se trata de 10 personajes, en su mayoría empresarios y funcionarios públicos de bajo perfil. Su tarea era facilitar el envío y traslado de recursos mediante el contacto con empresarios y obtener beneficios económicos mediante contratos (…). Su participación sería más entre las sombras, porque consistía en ser intermediarios, facilitadores o las conexiones entre el gobierno estatal y empresarios y éstos, a su vez, con otros gobiernos y políticos o el PRI.

“Por lo complejo de su papel en la maquinaria duartista, podrían llamarse los Hombres de Paja de César Duarte (…). Para la Fiscalía de Chihuahua, sin su participación el desfalco de Chihuahua no se hubiera concretado... lo que parecía un modelo de operación estatal, en realidad es investigado como una posible trama de corrupción nacional”.

Entre los mencionados aparece Meixueiro. De él dicen en Eje Central: “Este personaje sería, de acuerdo con el expediente, el vaso comunicante más importante entre los priistas de primer nivel y los gobiernos estatales.

“En el entramado de corrupción del exgobernador de Chihuahua, Meixueiro González sería uno de los que operó contratos y relaciones entre César Duarte, empresarios y políticos federales. Sus relaciones políticas, de acuerdo con las pesquisas, no sólo habrían facilitado el desvío de recursos, sino que diseñaron un modelo en el que empresarios que ofrecen servicios son contratados y facturan con sobreprecios y ni siquiera realizan las tareas contratadas”.

De tiempo atrás se menciona que cuando se diga Meixueiro se debe pensar en Enrique Ochoa Reza, su jefe en la Comisión Federal de Electricidad.

La trama de Chihuahua, pues, estaría por salpicar no sólo a la anterior dirigencia del PRI, sino también a la actual.

Twitter: @SalCamarena

También te puede interesar:
Cadena de oración por Mauricio Toledo
No entiendo a Meade
Las sumas de hoy, ¿la debilidad de mañana?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.