El peso, bajo ‘fuego cruzado’
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El peso, bajo ‘fuego cruzado’

COMPARTIR

···

El peso, bajo ‘fuego cruzado’

09/05/2018
Actualización 09/05/2018 - 9:19

Desde el 17 de abril la moneda mexicana registra una acentuada debilidad ante la divisa estadounidense.

En sólo tres semanas, el peso se depreció 8.1 por ciento y el dólar al mayoreo rompió el techo psicológico de 19 unidades, pero ya apunta a 20 pesos.

Lo que está detrás de la depreciación del peso son la racha de fortalecimiento generalizado del dólar en los mercados internacionales y las dudas sobre si habrá pronto un acuerdo en las negociaciones del TLCAN.

A eso se agregan factores geopolíticos que han propiciado episodios de aversión al riesgo, como la decisión del presidente Donald Trump de retirar a Estados Unidos (EU) del acuerdo nuclear con Irán.

Otro factor que también incide desfavorablemente sobre la evolución del peso es el aumento de la volatilidad financiera ante el proceso electoral, donde las encuestas anticipan una victoria de Andrés Manuel López Obrador.

Según la encuesta de abril realizada por el Banco de México a especialistas en economía del sector privado, el consenso considera que el factor que más podría obstaculizar el crecimiento económico en los próximos seis meses es la incertidumbre política interna.

El peso podría seguir depreciándose ante la incertidumbre relacionada con la renegociación del TLCAN y la volatilidad asociada al proceso electoral.

Por el contrario, la moneda nacional podría apreciarse si el resultado de las negociaciones del TLCAN es favorable, pero difícilmente regresará a los 18 pesos por dólar que alcanzó el 17 de abril.

Los trabajos para modernizar el TLCAN continúan esta semana en Washington, donde los ministros de Comercio retomaron el proceso el lunes pasado.

En las reuniones de esta semana se abordan los temas de reglas de origen en la industria automotriz, cláusula sunset de extinción del TLCAN, resolución de controversias y estacionalidad en productos agrícolas, entre otros.

Luz María de la Mora, especialista en inteligencia comercial y profesora de comercio internacional en el CIDE, hace una puntual descripción de los plazos, basada en declaraciones del representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer:

“La fecha fatal es el 15 de mayo por los calendarios de EU en términos de la elección legislativa y los tiempos que se requieren para someter al Congreso de ese país un Tratado renegociado”.

La idea es la siguiente: Si el 15 de mayo se anuncia que hay un acuerdo, a partir de ahí la administración Trump tiene 90 días para notificar al Congreso de la intención de firma, lo que lleva al 15 de agosto.

Luego la administración Trump tiene 30 días para publicar la legislación que le va a permitir poner en vigor los compromisos del Tratado, lo que lleva al 15 de septiembre.

De ahí, el Congreso de EU tiene 90 días para aprobarlo, lo que lleva al 15-20 de diciembre, cuando termina el actual periodo legislativo, previo a la nueva composición de la Cámara de Representantes y del Senado emanada de las elecciones del 6 de noviembre.

Si bien persiste la incertidumbre, se han logrado avances en las negociaciones del TLCAN, aunque lo complicado está en los temas señalados.

Una extensión de las negociaciones sin alcanzar un acuerdo en el TLCAN podría representar una señal negativa para el mercado y presionar al peso aún más.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.