¿Revertirá ‘ya sabes quién’ las reformas?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Revertirá ‘ya sabes quién’ las reformas?

COMPARTIR

···

¿Revertirá ‘ya sabes quién’ las reformas?

07/02/2018
Actualización 07/02/2018 - 9:59

Durante 2017 el crecimiento de la economía mexicana fue de 2.1 por ciento anual, según cifras originales y oportunas del Inegi.

Se trata del menor dinamismo de la actividad económica en México desde 2013 y del segundo año de crecimiento a la baja.

El dato se traduce en que durante el periodo 2013-2017, que comprende cinco de los seis años de gobierno del presidente Enrique Peña, la economía registró un crecimiento anual promedio de 2.5 por ciento.

Son varios años de lento crecimiento, que se mantiene por abajo del potencial de la economía.

El riesgo es que el país se acostumbre a un crecimiento económico del orden de 2.0 por ciento y que deje pasar la oportunidad para relanzarlo.

Las reformas estructurales deberían ayudar a mejorar el crecimiento potencial a partir del aumento de la productividad.

Lo que lo pone en duda es el resultado del proceso electoral de julio y su impacto sobre las reformas.

Un reporte reciente de la calificadora Moody’s advierte del riesgo de no continuidad de las reformas en México y otros países latinoamericanos que tendrán elecciones presidenciales en este año:

Ante los casos de corrupción y el débil desempeño de las economías, “han surgido candidatos que se oponen a las reformas de cara a las elecciones presidenciales de 2018 en Brasil, Colombia y México”.

Al de México no lo menciona por su nombre, pero es obvio que se refiere a ‘ya sabes quién’, como se ubica en los spots de radio y televisión al aspirante que lidera las preferencias electorales.

El reporte de Moody’s agrega que, “dada la popularidad de estos candidatos en México y Brasil, ambos países enfrentan un mayor riesgo de reversión de políticas que pudiera perjudicar la consolidación fiscal y los esfuerzos de reformas estructurales”.

Moody’s coincide con BBVA Research en su documento Situación Latinoamérica, Primer Trimestre 2018:

“La concentración de muchos procesos electorales en la región en lo que resta del año –incluidos los dos mayores países de la región, Brasil y México– genera el potencial para sorpresas, el riesgo de surgimiento de gobiernos populistas y ofrece un terreno propicio para… el mantenimiento de la incertidumbre política, con efectos negativos especialmente sobre la confianza y la inversión”.

Uno de los riesgos que ven las calificadoras –no sólo Moody’s, ya antes lo expuso Fitch– ante un probable triunfo de Andrés Manuel López Obrador en las elecciones del 1 de julio es el de que no haya continuidad en la apertura del sector petrolero.

La pregunta es si, en un escenario en que AMLO llega a Los Pinos, las inversiones de empresas mexicanas y extranjeras en petróleo y gas estarán seguras.

Las rondas 1 y 2 de hidrocarburos generaron compromisos de inversión por 153 mil millones de dólares.

En las ocho licitaciones realizadas hasta ahora se adjudicaron contratos a petroleras de 20 países.

AMLO dijo que revisará los contratos firmados con petroleras privadas, si gana la presidencia.

¿Respetaría AMLO la propiedad privada o intentaría revertir los cambios constitucionales en materia energética?

Tener inversiones comprometidas en el sector petrolero no vistas nunca en la historia es una expresión de confianza en el país a largo plazo.

Para continuar en esa ruta, hay que dar certeza jurídica a la inversión.

Como dijo ayer en EL FINANCIERO Bloomberg Gabriel Casillas, economista en jefe de Banorte, si las propuestas de quien gane la elección son ‘antimercado’, obviamente los mercados van a penalizarlo.

Veremos qué pasa, pero primero hay que ganar en julio.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.