¿Te acuerdas? Así era la 'prehistoria' de la música antes de Spotify
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Te acuerdas? Así era la 'prehistoria' de la música antes de Spotify

COMPARTIR

···

¿Te acuerdas? Así era la 'prehistoria' de la música antes de Spotify

En el marco del décimo aniversario de la plataforma te recordamos algunos dispositivos y programas que marcaron la evolución de la música, como los Discman, Ares, o el iPod.

Redacción
10/10/2018
Actualización 10/10/2018 - 16:31
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Antes del lanzamiento de Spotify en octubre de 2008 y la aparición de diversas plataformas de streaming musical, la manera en la que escuchabas música era distinta.

Aquí un momento de nostalgia:

Antes de la posibilidad de llevar infinidad de música en el smartphone, la gente debía conformarse con elegir a su artista favorito y reproducir su casete o CD en el automóvil, 'Discman', 'Walkman' o Minicomponente, y disfrutar de las 15 o 20 canciones que contenía el álbum.

Los primeros casetes hechos para música fueron desarrollados en 1964 por al empresa Phillips. El estuche de plástico que almacenaba el audio en una cinta magnética cobró mayor popularidad en los años 80.

Placeholder block

Phillips y Sony desarrollaron en 1979 el primer formato de música digital: el disco compacto. Dicha tecnología funcionó mediante un sistema óptico desarrollado por la holandesa, mientras que Sony creó el sistema de lectura y codificación de la información.

Su particularidad, contra el casete, fue la calidad del sonido y la posibilidad de almacenar hasta 65 megabytes. El primer CD de música que CBS/Sony lanzó en ese formato fue “52nd Street”, de Billy Joel. Sus ventas fueron escasas dada la carente penetración de esta tecnología.

Placeholder block

La portabilidad ya era un 'must' para la época y desde mediados de los 80 y principios de los 90 la gente no quería conformarse con escuchar la música en casa. Para los casetes, el Walkman de Sony, y el 'Discman' para los CD, crearon un 'boom' como los primeros dispositivos de música portátiles.

El primer paso para abandonar los formatos físicos fue el almacenamiento en formato MP3. Se trata de un formato de compresión de audio que fue desarrollado por Moving Picture Experts Group (MPEG) en 1987.

En 1998 fue lanzado el primer reproductor comercial de MP3: el MPMFan F10. Pero fueron Sony y Apple las dos empresas que marcaron el parteaguas en la creación de dispositivos de este tipo.

Sony lanzó Net MD Walkman, un dispositivo que funcionada con un minidisco de 64 mm de diámetro y que fue comercializado entre 1999 y 2013. Su capacidad era de hasta 80 minutos de audio digitalizado en su primera versión.

Placeholder block

Posteriormente Sony fue avanzando en capacidad y diseño con modelos más sofisticados de Walkman que alcanzaron hasta 5 GB.

Placeholder block

El 23 de octubre de 2001 Steve Jobs presentó la primera generación del iPod. El primer modelo de iPod almacenaba la música en un disco duro a diferencia del resto de sus modelos que lo hicieron en memoria flash.

El primer iPod tenía capacidad de 1 gigabyte. Posteriormente aparecieron otros dispositivos con memoria de hasta 8 gigabytes y una rueda llamada ‘Clic Wheel’ en la parte inferior a la pantalla que funcionaba mediante tecnología touch para elevar el volumen, cambiar de canción, entre otras funciones.

Placeholder block

También fue lanzado el iPod Nano, el iPod Shuffle y posteriormente el iPod Touch en seis generaciones cada uno.

Pero no podríamos hablar de este tipo de dispositivos sin los primeros programas de distribución de música en MP3. El pionero en el tema: Napster.

Se trata de una plataforma creada por Sean Parker (actual accionista de Spotify) que funcionaba como una red para compartir colecciones de canciones y escuchar lo que otros subían a la plataforma. Así como esta plataforma, nació Ares.

Ares fue creado en 2002 y se trató de un software libre con un sistema de búsqueda tipo broadcasting que se hizo popular particularmente en Latinoamérica por un detalle: las descargas eran gratuitas.

Placeholder block

Su ‘boom’ se generó también derivado de otras funciones innovadoras para la época como previsualizar los archivos antes de descargarlos, crear colas de espera para la descarga de canciones, y posteriormente mensajería instantánea entre dos usuarios. También tenía compatibilidad con la radio en internet de SHOUTcast desde la misma interfaz.

Junto con Ares, nacieron otros competidores como Limewire. Pero la 'magia' terminó cuando Lars Ulrich, baterista de Metallica, demandó a Napster por derechos de autor.

La plataforma fue adquirida por Spotify y hoy día coexiste como un servicio de streaming muy similar. Su sitio de descargas ya no está disponible, lo mismo que Ares y Limewire.

Placeholder block

Como se mencionó anteriormente, Sony fue una de las empresas que más empuje tuvo en la década pasada en la música digital y su división de celulares no fue la excepción. En alianza con Ericsson, lanzaron 8 teléfonos móviles cuya principal característica era el almacenamiento y reproducción de MP3.

Del W200 al W810 i, anunciado en febrero de 2007, se volvieron populares por su tradicional combinación de colores negro y naranja gracias a sus 20 megabytes de memoria y cámaras de 2 megapíxeles.

Placeholder block

Otras marcas que empujaron en la industria del MP3 en móviles fueron Motorola con 'Motoroker' y Samsung.

Es entonces cuando entre iPods y celulares nació el streaming. Los orígenes de este método de transmisión de contenido se remontan a 1997 con RealPlayer, programa para la reproducción de video. Pero fue la aparición de plataformas como YouTube lo que cambió la historia.

La particularidad del streaming es que ya no se requiere de una gran cantidad de almacenamiento para escuchar música o ver videos. La música ya no está contenida en una memoria sino en la Nube y el método de acceso ya no es mediante la compra-venta sino en una especie de arrendamiento: pagas al mes y consumes lo que desees.

Placeholder block

Uno de los primeros referentes de streaming online fue MySpace. En la plataforma los usuarios publicaban o subían sus canciones y se convirtió en un método de propagación de contenido para bandas y disqueras independientes y de bajo presupuesto. Otras como Souncloud también se posicionaron.

Placeholder block

En México las primeras plataformas que llevaron el streaming mediante aplicaciones móviles fueron Deezer, Apple Music, y Spotify, que cumplió 10 años desde su creación en Suecia y que llegó a México en 2013.

Spotify celebra 10 años desde su creación en Suecia el 10 de octubre de 2008 y en su plataforma se ha reproducido el equivalente a más de 16 millones de años en música, de acuerdo con un boletín. Tiene más de 40 millones de canciones disponibles actualmente.