Así es como Jack Ma inspiró a una generación china
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Así es como Jack Ma inspiró a una generación china

COMPARTIR

···

Así es como Jack Ma inspiró a una generación china

Jack Ma dejará el año entrante la presidencia de Alibaba, la empresa que fundó y ahora es la más grande de Asia. En el camino transformó la economía de China e inspiró a una nueva generación de emprendedores.

Bloomberg / Por Lulu Yilun Chen y David Ramli
12/09/2018
Jack Ma fundó Alibaba en 1999 sin un plan de negocios ni ingresos.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Mucho antes de convertirse en la figura comercial más prominente de China, Jack Ma era solo un profesor de inglés que intentaba persuadir a sus amigos de que un día comprarían cosas en Internet.

Su visión cambió a China. Mientras Ma, de 54 años, hace planes para dejar Alibaba Group Holding Ltd., su legado será perdurable. Hizo mucho más que solo crear y construir un gigante del comercio electrónico que es además la empresa más valiosa de Asia, por impresionante que esto sea.

Mostró que una empresa privada innovadora podría prosperar bajo un régimen del Partido Comunista que alguna vez fue hostil, y aún todavía suspicaz, de capitalistas ambiciosos. Su éxito pionero creó un modelo que dio lugar a una industria de tecnología que rivaliza con Silicon Valley, impulsando una economía china en el camino para eclipsar a la de Estados Unidos.

Ma es ahora el hombre más rico de China, con aproximadamente 40 mil millones de dólares, y atracción en pláticas globales de alto nivel como en Davos. Al mismo tiempo, ha cumplido y defendido ferozmente al partido gobernante de su país, aun cuando ejerce un control cada vez más estricto sobre los medios, Internet y cualquier indicio de disidencia. Incluso ha elogiado la estabilidad del gobierno de partido único y los castigos a las compañías occidentales como Google que se opusieron a las prácticas de censura de China. Su enfoque demostró cómo el éxito empresarial puede coexistir con el régimen comunista, allanando el camino para una nueva ola de nuevas empresas.

"Ha sido un modelo para nuestra generación", dijo Peiran Wei, un hombre de 36 años que dice que tenía la confianza para fundar una startup, un desarrollador de aplicaciones llamado VideoUP, en gran parte gracias a Ma y Alibaba.

La historia personal de Jack Ma es ahora parte de la leyenda. Nació en 1964 en Hangzhou, una antigua ciudad conocida por sus sitios históricos y su belleza natural. Aprendió su inglés dando vueltas por el hotel principal del lugar para practicar con los turistas.

Después de trabajar como maestro, Ma recurrió a los negocios y montó Alibaba.com en 1999 con 17 cofundadores. Él no era el empresario más experto técnicamente, ni tampoco, según él, el más inteligente. Pero demostró ser un líder inspirador que podría unir sus fuerzas para luchar contra los intrusos extranjeros o articular una visión para modernizar la economía de China.

"La gente inteligente necesita un tonto para liderarlos", dijo una vez. "Es más fácil ganar si se tiene gente que ve las cosas desde diferentes perspectivas".

Alibaba ha llevado el comercio electrónico a aldeas remotas de China y se ha expandido a la inteligencia artificial, la atención médica y las películas de Hollywood. Menos de 20 años después de su fundación, el negocio que Jack y sus cofundadores construyeron tiene un valor de 420 mil millones de dólares, más que cualquiera de las empresas más antiguas respaldadas por el Estado en su país.

"Comenzó su empresa con 18 personas en un departamento e incluso hoy cuando paso por ese lugar pienso en él", dijo Wei, quien también es de Hangzhou. "Es un complejo de apartamentos de 20 años que no se ve elegante, pero aún así me inspiró".

Uno de los primeros en ver la promesa de Ma fue el magnate Masayoshi Son de Japón. Su SoftBank Group Corp. lideró una inversión de 20 millones de dólares |en Alibaba en 2000 y ahora posee una participación de aproximadamente 120 mil millones de dólares.

"No tenía un plan de negocios, cero ingresos", dijo Son de Ma en The David Rubenstein Show. "Pero sus ojos eran muy fuertes. Me di cuenta por la forma en que habló, tiene carisma, tiene liderazgo''.

Fue la oferta pública inicial de Alibaba, que estableció un récord, lo que alteró para siempre la industria tecnológica del país. Ma y su equipo recaudaron 25 mil millones de dólares, más que ninguna otra compañía antes o después, una llamada de atención para los capitalistas de riesgo de que había fortunas para hacer en las nuevas empresas del país.

El impacto fue inmediato. El fabricante de teléfonos inteligentes con sede en Beijing, Xiaomi, recaudó financiación de riesgo unos meses después de la salida a bolsa en la valoración más alta del mundo, en 46 mil millones de dólares. Pronto fue superado por Uber Technologies Inc., pero las compuertas estaban abiertas. Los negocios de riesgo en China aumentaron de 4.4 mil millones de dólares en 2013 a 16.6 mil millones de dólares en 2014 y llegaron a 62.6 mil millones de dólares en 2017, según la firma de investigación de mercado Preqin. Este año, China está en camino de superar a lo Estados Unidos tanto en capital de riesgo como en OPI.

"La escena inicial de China no existiría de la misma manera sin Jack Ma", afirmó William Bao Bean, un socio con sede en Shanghai en la firma de capital de riesgo SOSV. "La celebridad de Jack Ma y el éxito de Alibaba hicieron de las startups una elección de carrera aceptable, que ha impulsado uno de los mayores mercados tecnológicos del mundo".