San Miguel de Allende, en favor del descanso
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

San Miguel de Allende, en favor del descanso

COMPARTIR

···

San Miguel de Allende, en favor del descanso

Arquitectura colonial, arte e historia que, mezclados con servicios de Spa y aguas termales, brindan a los viajeros momentos de relajación.

San Miguel de Allende posee las características necesarias para competir por el segmento de turistas en busca de descanso.

Alonso Gordoa y Nallely Campos | EISA Multimedios
05/04/2018
Actualización 14/04/2018 - 14:57

El ruido de los autos de la ciudad ha sido reemplazado por la música de jazz que suena en las calles de San Miguel de Allende, sitio nombrado Ciudad Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2008 cuya arquitectura muestra la influencia artística de españoles, criollos e indígenas.

Más de 12 mil viajeros provenientes de Estados Unidos, Canadá y Europa; han elegido dicha ciudad como su lugar de residencia, y es que, según datos de la Asociación Mexicana de Turismo de Salud y Spa, San Miguel de Allende posee las características necesarias para competir por el segmento de turistas en busca de descanso.

Lo anterior se ve reflejado en distintos reconocimientos que el destino ha recibido, tal es el caso del nombramiento en 2017 como Mejor Ciudad del Mundo, en la Premiación de Travel+Leisure World’s Best Awards, que se llevó a cabo en Nueva York, Estados Unidos, superando a Barcelona, Roma, Florencia y Kioto.

“Es algo que debemos reconocer y tomarlo como una gran oportunidad, somos un destino que no posee playa. Tan sólo en 2015 éramos la tercera Mejor Ciudad del Mundo; después subimos aproximadamente un punto en la evaluación”, señaló en entrevista Fernando Olivera Rocha, secretario de turismo del estado de Gwuanajuato.

Además, los Hoteles Rosewood y Matilda fueron reconocidos ese mismo año como los Mejores Alojamientos del Mundo en Ciudad.

“Destinos como San Miguel están dando esa diferencia en el mundo, ese valor adicional a las playas, para esta interpretación de experiencia turística, eso es algo que debemos reconocer”, dijo Olivera Rocha

Sin estrés

Por otra parte, el turismo de bienestar es una de las actividades que mayor crecimiento ha experimentado en los últimos años en la ciudad guanajuatense, y es que, de acuerdo con la Secretaría de Turismo (Sectur), esta actividad tiene como principales vertientes los tratamientos clínicos y de retiro, enfocado a extranjeros de la tercera edad.

Y es que, según el secretario de turismo estatal, las principales razones por las que San Miguel de Allende es un destino para el descanso son, en primer lugar, su ubicación geográfica y en segundo lugar, sus precios competitivos.

“Tan sólo en los servicios de bienestar o wellness, mientras que en Las vegas el costo de un masaje puede llegar a ser de 250 dólares, en México no supera los 100”, explicó en entrevista Ramón de la Rosa, presidente de la Asociación Mexicana de Turismo de Salud y Spa.

Lo anterior se confirma con los datos arrojados por el estudio Turismo médico: actualización e implicaciones, del Centro de Soluciones para la Salud, en el que se muestra que un estadounidense puede tener un ahorro en el tratamiento de un padecimiento de 70% si se trata en nuestro país.

Aunado a ello, San Miguel de Allende cuenta con balnearios de aguas termales localizados al norte y oeste de la ciudad, entre los que destacan: Escondido Place, La Gruta y Xoté, este último uno de los más tradicionales de la zona que inició sólo con servicio de baños estilo termas romanas.

Saralina Gamboa, presidenta del Consejo Internacional de Masaje y Spa señaló, las aguas termales eliminan el estrés y contribuyen a la mejora de los síntomas de enfermedades reumáticas. Además, a nivel internacional ese tipo de servicios han sido reconocidos por la Organización Mundial de Turismo como terapias médicas.

Arquitectura colonial

La ciudad guanajuatense destaca también por su arquitectura como una muestra de la evolución de las diferentes tendencias y estilos, desde el Barroco hasta el Neogótico de finales del siglo XIX.

Una de las edificaciones más importantes es la parroquia de San Miguel de Arcángel, que inició su construcción en 1570 y concluyó a finales del siglo XVIII.

A 14 kilómetros desde la plaza principal, se localiza el Santuario de Jesús Nazareno de Atotonilco, cuya decoración interior es testimonio de la interpretación y adaptación de la doctrina de San Ignacio de Loyola en el contexto mexicano.

Está compuesta de una nave principal con siete capillas anexas, sacristía y seis camarines; se requirió de 30 años para terminar de pintar los murales que adornan las paredes de esta iglesia, obra del artista Miguel Antonio Martínez de Pocasangre.

Durante las noches los edificios históricos de San Miguel de Allende son iluminados por luces artificiales, en sus calles los turistas pasean mientras observan algún espectáculo callejero, los spas han cerrado, sin embargo, el ambiente que se vive en esa Ciudad Patrimonio confirma que, como señala una antigua frase anónima “viajar es la mejor terapia”.