Esta candidata en EU tiene un plan fiscal con nuevo impuesto a los ricos… ¿podrá funcionar?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Esta candidata en EU tiene un plan fiscal con nuevo impuesto a los ricos… ¿podrá funcionar?

COMPARTIR

···

Esta candidata en EU tiene un plan fiscal con nuevo impuesto a los ricos… ¿podrá funcionar?

El plan gravaría todos los activos del hogar, lo que expertos señalan un acierto ante la evasión fiscal.

Bloomberg / Laura Davidson con Peter Coy
12/03/2019
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La candidata presidencial demócrata Elizabeth Warren lanzó su campaña en enero con una propuesta de un nuevo impuesto a los ricos, un área en la que su partido tradicionalmente se ha sentido cómodo.

¿Cómo funcionaría?

La senadora de Massachusetts pide un impuesto del 2 por ciento sobre la riqueza de los hogares que superen los 50 millones de dólares de ingresos y el 3 por ciento sobre las fortunas por encima de los mil millones. Las valoraciones anuales de activos que esto requeriría son relativamente simples de calcular para cuentas bancarias e inversiones que cotizan en bolsa, pero mucho más difíciles para negocios de bienes raíces y arte, estrechamente controlados.

¿Por qué gravar la riqueza?

El plan gravaría todos los activos del hogar, no solo lo referente a ingresos, una característica que los expertos dicen que es necesaria para evitar la evasión fiscal. Si bien puede afectar a un total de 75 mil estadounidenses, el impuesto a la riqueza podría dejar una recaudación fiscal de aproximadamente 2.75 billones de dólares a lo largo de una década, en comparación con los 353 mil millones que un impuesto del 70 por ciento sobre los ingresos de más de 10 millones de dólares, propuesto recientemente por la representante demócrata de Nueva York, Alexandria Ocasio-Cortez, generarían.

¿Cuál es la clave?

Los ricos tratarían de aislar sus activos del recaudador de impuestos transfiriendo valores fuera del país. El famoso economista francés Thomas Piketty, quien reconoció esta posibilidad en su libro ‘El capital en el siglo XXI’, pedía un impuesto global sobre la riqueza, pero tal medida sería increíblemente complicada.

Incluso un impuesto a la riqueza nacional sería una pesadilla administrativa. El fisco de EU ya realiza valoraciones de activos totales cuando fallece una persona adinerada sujeta al impuesto al patrimonio. Pero tales análisis son altamente subjetivos, y un impuesto a la riqueza requeriría que amplíen en gran medida sus capacidades. En términos más generales, los críticos señalan que los impuestos sobre la riqueza acumulada desalentarán la innovación y la inversión y podrían ser inconstitucionales.

Si bien no ha habido muchas encuestas sobre un impuesto a la riqueza, los demócratas piensan especialmente que el sistema está manipulado contra los que menos tienen. En el periodo previo a la reforma fiscal de 2017, aproximadamente 43 por ciento de todos los votantes afirmaron que los impuestos deberían incrementarse con ingresos superiores a 250 mil dólares, mientras que solo el 24 por ciento quería recortarlos. Sin embargo, en una encuesta realizada en enero de 2019, el 59 por ciento de los votantes encuestados apoyaron la propuesta de Ocasio-Cortez de elevar la tasa máxima al 70 por ciento.