EU no necesita una tasa fiscal máxima de 70%
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

EU no necesita una tasa fiscal máxima de 70%

COMPARTIR

···

EU no necesita una tasa fiscal máxima de 70%

Antes de pensar en gravar más a los ricos como propone Alexandria Ocasio-Cortez, por muy popular que pueda ser la medida en algunos sectores, hay otras vías que se deben explorar.

Bloomberg | View
05/02/2019
Dólares en bancos.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

En lo que pudo haber sido un comentario imprevisto, Alexandria Ocasio-Cortez, una demócrata recientemente electa a la Cámara de Representantes, le dijo a un entrevistador que un impuesto al ingreso marginal del 70 por ciento podría tener sentido para las personas que ganan más de 10 millones al año.

La idea es imprudente, pero vale la pena discutirla.

Algunos economistas, incluidas autoridades respetadas en materia de impuestos y finanzas públicas, afirman que el 70 por ciento propuesto no es tan descabellado. Su lógica es bastante simple. Sacar dinero de los ricos para dar a los pobres hace que la sociedad en general esté en mejores condiciones.

La evidencia dice que una tasa máxima de 70 por ciento sobre los ingresos más altos sería fiscalmente productiva.

El principio de que los impuestos deben ser progresivos es justo y el actual sistema fiscal de EU ya es bastante progresivo y puede mejorar cerrando lagunas.

Teniendo esto en cuenta, y que a largo plazo las tasas máximas muy altas desalentarán el esfuerzo más de lo que sugieren las estimaciones a corto plazo, la tasa que reúne la mayoría de los ingresos de los ricos es probablemente mucho más baja que el 70 por ciento, y tal vez no mucho más alta que la actual.

¿Por qué no hacer ambas cosas? Ampliar la base impositiva teniendo en cuenta más tipos de ingresos y consumo, eliminar las lagunas y luego empujar la tasa máxima en la medida de lo posible. Porque aunque la mayoría de los estadounidenses quieren que los ricos paguen su parte justa, pocos considerarían exitosa una política deliberada de sangrado de los que más tienen.

En los próximos años, los impuestos en EU deberán aumentar. El Gobierno está comprometido a desembolsar en seguridad social y programas que superan con creces los ingresos proyectados.

También se necesitarán muchos nuevos gastos adicionales, especialmente en la lucha contra el cambio climático.

La reforma fiscal que amplía la base y cierra lagunas debería ser una parte de la estrategia fiscal para enfrentar este desafío y, si se hace bien, estos cambios también harán que el código fiscal sea más progresivo. Como parte de este esfuerzo mayor, un aumento moderado en la tasa marginal superior no debe verse como fuera de límite. Pero ir más allá y proclamar una política explícita de golpear a los ricos sería injusta y, al final, contraproducente.