Nissan quiere llenar las calles con el dulce silencio de los autos eléctricos
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Nissan quiere llenar las calles con el dulce silencio de los autos eléctricos

COMPARTIR

···

Nissan quiere llenar las calles con el dulce silencio de los autos eléctricos

La compañía prevé que una alianza con Man Made Music logre el ruido perfecto.

Bloomberg / Belinda Lanks
24/06/2019
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Por su naturaleza, los vehículos eléctricos son silenciosos... y eso es un problema. Los peatones, sobre todo los invidentes, no podrían escuchar cuando los autos estén cerca. Las nuevas regulaciones de seguridad de Estados Unidos que requieren que todos los modelos híbridos y eléctricos del 2020 hagan ruido mientras transitan a bajas velocidades deberán solucionar el problema. Pero, ¿cómo sonarían?

Nissan Motor, productor del vehículo eléctrico más vendido del mundo, el Leaf, busca la respuesta. Es un rugir artificial de motor, diseñado con el estudio de Nueva York Man Made Music, que no solo cumple con los severos requisitos de volumen y frecuencia de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras, sino que no creará más ruido nocivo. “Queremos asegurar que no agregamos lo que llamo basura sónica: sonido innecesario, injustificado”, dice el fundador de Man Made Joel Beckerman, cuyas composiciones incluyen los temas para CBS Evening News y la cuenta regresiva de Imax.

No hay muchos indicios de cuál será el sonido. El estándar federal, finalizado en abril de 2018, requiere que los nuevos vehículos eléctricos emitan un sonido audible cuando circulan a menos de 30 kilómetros por hora. “Si quieres igualar exactamente la regulación, debes proyectar el ruido blanco en todo el espectro de frecuencia”, dice Nicholas Thomas, director de vehículos eléctricos de Nissan, en referencia al volumen mínimo, de 49 decibeles cuando el auto está en reposo a 66 decibeles cuando se mueve a 30 kph. Según Bloomberg NEF, 55 por ciento de las ventas de autos nuevos podrían ser eléctricas para el 2040, así que estos transformarán el ruido de las ciudades.

El proceso para llegar al distintivo zumbido de Nissan fue un proceso de diseño de nueve meses comenzando con un ejercicio de branding para precisar los “valores fundamentales” del productor de autos japonés, que Thomas describe como optimismo, confianza y calidez. “No queríamos crear forzosamente el sonido de un motor a gasolina”. Además, el equipo quería algo futurista, pero no como una nave espacial de juguete.

Al final, Nissan se decidió por un loop de dos segundos con unos punteos de guitarra, instrumentos de aire y algunos tonos de sintetizadores en cuidadosas capas, que Man Made Music mezcló utilizando dos populares programas de software, Ableton Live y Max MSP. “El uso de todos estos elementos apilados nos permitió crear sonidos en sobretonos armónicos, los más agudos, que producen una cualidad única parecida a vocales que posee Nissan”, dijo Beckerman. Los tonos más agudos son casi imperceptibles al oído, pero “afectan el color de la nota. Se convierten en parte de su producto y marca”.

Llamado Canto, el sonido del Leaf se transmite de bocinas en la defensa del auto para avisar si el vehículo acelera, desacelera o va a velocidad constante.

Según Made Made y su socio de investigación, la consultora Sentient Decision Science, la acústica puede tener impacto en cómo se percibe la marca. Si a un escucha le gusta el sonido asociado con la experiencia, es 86 por ciento más probable que quiera repetirla. Man Made y Sentient han mapeado sonidos comunes producidos por el hombre y sonidos naturales en lo que llaman el Sonic Humanism Spectrum. En el lado negativo está el grito de dolor, seguido por la alerta climática que produce tu teléfono y uñas en el pizarrón. El sonido mejor recibido es la risa de un bebé, seguido del canto de un ave y aplausos.

Nissan se negó a decir cuándo espera que Canto debute en las calles. Lograr una original receta sonora solo tomó unas semanas de repeticiones y prototipos, haciendo que el diseño de sonido sea un camino económico para establecer la identidad de la marca, dijo Beckerman. Mientras que el branding visual, diseño de hardware y software y arquitectura comercial pueden costar millones de dólares “para hacer la verdadera diferencia”, dijo, “el costo de un proyecto de diseño de audio empieza en 40 mil dólares”. Es una pequeña fracción del costo de otros esfuerzos de diseño que afectan experiencia, diseño y seguridad.