Científicos descubren agujero negro cuya masa es 70 veces mayor que el Sol
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Científicos descubren agujero negro cuya masa es 70 veces mayor que el Sol

COMPARTIR

···
menu-trigger

Científicos descubren agujero negro cuya masa es 70 veces mayor que el Sol

bulletEl estudio del hallazgo del agujero negro denominado LB-1, fue publicado el miércoles en la revista 'Nature'.

Redacción
29/11/2019
El descubrimiento obliga a los científicos a volver a examinar sus modelos de cómo se forman los agujeros negros de masa estelar.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Científicos chinos descubrieron un agujero negro que es mucho más grande de lo que especialistas en la materia creían que existía en el Universo: tiene una masa 70 veces mayor que el Sol, una escala que se creía imposible.

El estudio del descubrimiento del agujero negro denominado LB-1 apareció el miércoles publicado en la revista Nature, en el que colaboraron científicos de España, China, Estados Unidos, Italia, Polonia y Holanda.

Los especialistas detectaron a LB-1 a 15 mil años luz de la Tierra. "Agujeros negros de esa masa no deberían existir en la Vía Láctea, según las actuales teorías", señaló Liu Jifeng, miembro del observatorio astronómico nacional chino y líder del estudio.

Los científicos dijeron a Nature que están buscando nuevas teorías para explicar su tamaño. Hasta ahora, habían estimado que la masa de un agujero negro estelar en nuestra galaxia no era superior a 20 veces la del Sol.

"LB-1 es el doble de masivo de lo que creíamos posible. Ahora los teóricos tendrán que asumir el desafío de explicar su formación", dijo Jifeng a la publicación especializada.

El equipo de científicos llegó a este descubrimiento tras estudiar el cielo con el telescopio chino LAMOST, que investiga estrellas que orbitan un objeto invisible.

Se utilizaron los mayores telescopios del mundo como el Gran Telescopio Canarias (GTC), de 10.4 metros de diámetro, además del Keck I en Estados Unidos, de 10 metros, para determinar los parámetros físicos del sistema, dice el artículo de Nature.

Los expertos han propuesta varias teorías sobre el origen de LB-1. "No se formó a partir del colapso de una sola estrella”, destacó el estudio, sino que podrían ser dos agujeros negros más pequeños orbitando entre sí.

"Este descubrimiento nos obliga a volver a examinar nuestros modelos de cómo se forman los agujeros negros de masa estelar", indicó David Reitze, director del observatorio LIGO -de la Universidad de Florida- a la revista Nature.

"Este notable resultado junto con las detecciones LIGO-Virgo de colisiones de agujeros negros binarios durante los últimos cuatro años realmente apunta hacia un renacimiento en nuestra comprensión de la astrofísica de agujeros negros", afirmó Reitze.