'Combustible verde', el carburante que impulsará las próximas misiones a la Luna de la NASA
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

'Combustible verde', el carburante que impulsará las próximas misiones a la Luna de la NASA

COMPARTIR

···

'Combustible verde', el carburante que impulsará las próximas misiones a la Luna de la NASA

Este combustible será utilizado por primera vez con la Green Propellant Infusion Mission, en el cohete SpaceX Falcon Heavy que será lanzado en los próximos días.

Notimex
11/06/2019
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La Administración Nacional de la Aeronáutica y el Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) usará por primera vez 'combustible verde' -un líquido no tóxico de color rosado- para propulsar misiones a la Luna.

“La misión demostrará las características excepcionales de un combustible 'verde' de alto rendimiento desarrollado por el Laboratorio de Investigación de la Fuerza Aérea (AFRL) en la Base de la Fuerza Aérea Edwards en California”, informó la NASA.

La agencia estadounidense puntualizó que “el propulsor combina el nitrato de hidroxilamonio con un oxidante que le permite quemar, creando una alternativa a la hidracina, el combustible altamente tóxico comúnmente utilizado por las naves espaciales en la actualidad”.

La NASA probará el combustible y el sistema de propulsión compatible en el espacio por primera vez con la Green Propellant Infusion Mission (GPIM), en el cohete SpaceX Falcon Heavy que será lanzado en los próximos días.

"Las naves espaciales aman la hidracina, pero es tóxica para los humanos. El manejo del líquido transparente requiere estrictas precauciones de seguridad: trajes de protección, guantes de goma gruesos y tanques de oxígeno. GPIM promete menos restricciones de manejo que reducirán el tiempo que lleva prepararse para el lanzamiento”, destacó la NASA.

Una de las ventajas de este 'combustible verde' es que es más denso que la hidracina y ofrece casi un 50 por ciento más de rendimiento. "Esto significa que las naves espaciales pueden viajar más lejos u operar por más tiempo con menos propelente a bordo”, explicó Christopher McLean, investigador principal de GPIM en Ball Aerospace de Boulder, Colorado.

"Si no fuera por la inversión inicial y el riesgo inherente de hacer algo por primera vez, esta tecnología probablemente ya estaría en el espacio (…). La NASA se adelantó para financiarlo porque vemos el valor y potencial de esta tecnología para impulsar el vuelo espacial", dijo Dayna Ise, ejecutiva del programa de Misiones de Demostración de Tecnología de la NASA que maneja GPIM.