Sonda de la NASA 'mapea' el movimiento del monóxido de carbono por incendios en el Amazonas
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Sonda de la NASA 'mapea' el movimiento del monóxido de carbono por incendios en el Amazonas

COMPARTIR

···

Sonda de la NASA 'mapea' el movimiento del monóxido de carbono por incendios en el Amazonas

A medida que avanzó la medición de la Sonda Infrarroja Atmosférica, la cortina de monóxido de carbono creció en la región noroeste del Amazonas y luego se desplazó hacia el sureste.

Redacción
26/08/2019
Fuente: undefined
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Los Angeles. El Laboratorio de Propulsión a Reacción (JPL, por sus siglas en inglés) de la NASA dio a conocer el 'mapping' que realizó sobre el movimiento del monóxido de carbono asociado con los incendios registrados en el Amazonas.

Con datos de la Sonda Infrarroja Atmosférica (AIRS, por sus siglas en inglés), a bordo del satélite Aqua, las imágenes mapearon, del 8 al 22 de agosto, el monóxido de carbono a aproximadamente 18 mil pies (5 mil 500 metros) de altitud.

A medida que avanzó la medición, la cortina de monóxido de carbono creció en la región noroeste del Amazonas y luego se desplazó en una forma más concentrada hacia el sureste del país.

Cada "día" de la medición se establece promediando tres días de cálculos, una técnica utilizada para eliminar lagunas de datos, según el JPL.

De acuerdo con los colores que se muestran, el verde indica concentraciones de monóxido de carbono, a aproximadamente 100 partes por billón por volumen (ppbv); el amarillo, a aproximadamente 120 ppbv; y el rojo oscuro, a aproximadamente 160 ppbv. Los valores locales pueden ser significativamente más altos.

Debido a que se trata de un contaminante capaz de viajar grandes distancias, el monóxido de carbono puede persistir en la atmósfera durante un mes, apunta el laboratorio.

"A la gran altitud mapeada en estas imágenes, el gas tiene poco efecto en el aire que respiramos; sin embargo, los fuertes vientos pueden llevarlo hacia abajo, donde puede afectar significativamente la calidad del aire. El monóxido de carbono juega un papel tanto en la contaminación del aire como en el cambio climático", dijo el JPL.

La Sonda Infrarroja Atmosférica, junto con la Unidad Avanzada de Sonido de Microondas (AMSU), detecta la radiación infrarroja y de microondas emitida desde la Tierra para proporcionar una visión tridimensional de la humedad y el clima de la Tierra.

Con más de dos mil canales que detectan diferentes regiones de la atmósfera, de acuerdo con el laboratorio, los instrumentos crean un mapa tridimensional global de temperatura y humedad atmosférica, cantidades y alturas de nubes, concentraciones de gases de efecto invernadero, entre otros efectos.

El Gobierno de Brasil informó el domingo que aviones militares de Brasil lanzaban agua sobre los incendios de la selva amazónica en el estado de Rondonia en respuesta a la indignación mundial por el desastre ambiental.

El presidente Jair Bolsonaro autorizó operaciones militares en siete estados para combatir el fuego en la región del Amazonas, después de peticiones de sus gobiernos locales, dijo una portavoz de su oficina.

Hasta el 23 de agosto, se estimó, el fuego destruyó ya 500 mil hectáreas de bosque entre Brasil y Bolivia en la Amazonía –lo que equivale a 5 mil kilómetros cuadrados, poco más de tres veces la Ciudad de México, con una superficie de mil 485 kilómetros cuadrados–, y se ha empezado a extender hacia Paraguay y Perú.

Según el Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (INPE), que contabiliza los incendios en Brasil mediante imágenes de satélite, los focos de fuego en el país en lo que va de 2019 superan en 84 por ciento a los del mismo periodo de 2018.

En un informe difundido la semana pasada, el INPE precisó que entre el 1 de enero y el 21 de agosto registró 75 mil 336 focos de incendio en el país, 52.5 por ciento de ellos en la región amazónica.