¿Alguien dijo fiesta? Empresas mexicanas se unen a 'fiebre' mundial de bonos
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Alguien dijo fiesta? Empresas mexicanas se unen a 'fiebre' mundial de bonos

COMPARTIR

···
menu-trigger

¿Alguien dijo fiesta? Empresas mexicanas se unen a 'fiebre' mundial de bonos

bulletGrupo Bimbo, Peñoles y Alpek están entre las compañías que se 'subieron al tren' de esta tendencia que alcanzó los 150 mil millones de dólares en la primera semana de septiembre.

Bloomberg / Ezra Fieser, Justin Villamil y Pablo Gonzalez
06/09/2019
Actualización 17/09/2019 - 4:50
Bonos
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Las empresas mexicanas se están uniendo a la fiebre mundial de los bonos, después de meses de emisiones tímidas a causa de las preocupaciones de que las políticas del presidente Andrés Manuel López Obrador perjudiquen a los negocios.

Grupo Bimbo, el fabricante del pan Wonder Bread y las tortillas Tía Rosa, aumentó el tamaño de su venta de bonos esta semana a 600 millones de dólares, en comparación con los 500 millones de dólares planeados.

Por otra parte, Industrias Peñoles, la mayor minera de plata del mundo, recaudó el jueves mil 100 millones de dólares. Finalmente, el fabricante de productos químicos Alpek contrató bancos para celebrar reuniones con inversionistas en Estados Unidos y Londres la próxima semana.

Las compañías se están uniendo a un atracón de deuda mundial en el que las corporaciones habían vendido al menos 150 mil millones de dólares hasta el jueves, un récord para la primera semana de septiembre. Para los emisores mexicanos, es un cambio respecto a los primeros ocho meses del año, cuando las ventas de 4 mil 800 millones representaron una caída de 33 por ciento respecto al mismo lapso en 2018.

Las ventas se mantendrán sólidas hasta diciembre, mientras los directores de finanzas mexicanos “aprovechan los atractivos niveles de las tasas de interés de EU para los bonos de mayor duración en comparación con lo que hay disponible en los mercados locales”, aseguró Jennifer Gorgoll, gerente de cartera en Neuberger Berman Group, con sede en Atlanta.

Gorgoll espera que los prestatarios corporativos y cuasisoberanos en México recauden más de 10 mil millones de dólares durante el resto del año.

Abundan las preocupaciones sobre la política de López Obrador, y los inversionistas a menudo mencionan su decisión de cancelar el proyecto de aeropuerto parcialmente construido en la Ciudad de México como un excelente ejemplo de los riesgos en cuestión. Eso ha contribuido a un clima de inversión estancado, ya que las empresas y los inversionistas permanecen a la espera.

Pero 'el canto de sirena' del dinero barato es difícil de ignorar, y las compañías están viendo una fuerte demanda de su deuda en un mundo donde, en la actualidad, 15 mil millones de dólares en bonos tienen rendimientos negativos.

Las ventas al exterior de México podrían despegar si Petróleos Mexicanos (Pemex) 'se lanza al ruedo'. Si bien la empresa petrolera importante más endeudada del mundo hasta ahora se ha resistido a llegar al mercado, tiene mil 300 millones de dólares en notas con vencimiento a fines de este año y aproximadamente 8 mil millones de dólares con vencimiento en 2020, según datos compilados por Bloomberg.

México es visto por los inversionistas en mercados emergentes como una opción bastante estable. En comparación con las empresas de un país, como Argentina, donde la economía está pasando por tribulaciones en medio del probable regreso de un Gobierno de izquierda, los emisores mexicanos parecen sólidos.

“Puede ser extraño decir esto casi un año después del inicio de la administración, pero México ahora se ha convertido en un refugio seguro”, destacó Roger Horn, estratega sénior de mercados emergentes de SMBC Nikko Securities America en Nueva York. “Por eso hay tanta demanda de empresas mexicanas con grado de inversión”.