menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Banxico ‘quita el freno’ a los recortes a la tasa de interés y la baja a 4%

COMPARTIR

···
menu-trigger

Banxico ‘quita el freno’ a los recortes a la tasa de interés y la baja a 4%

bulletEl Banco Central cumplió con el pronóstico de la mayoría del mercado con un recorte de 25 puntos base.

Diego Caso
11/02/2021
Actualización 12/02/2021 - 4:50
La tasa quedó en su nivel más bajo en más de siete años.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El Banco de México (Banxico) reanudó, en su primera reunión de 2021, el ciclo de recortes a la tasa de interés, en línea con lo esperado por la mayoría del mercado.

La institución redujo, por decisión unánime, el referencial en 25 puntos base el jueves dejándolo en 4 por ciento, nivel en el que no operaba desde septiembre de 2016.

Esta es la primera reunión con Galia Borja, extesorera de la Federación, como subgobernadora del Banco Central, después de que sustituyó a Javier Guzmán Calafell.

El mercado se vio ‘tomado por sorpresa’ en noviembre cuando la Junta de Gobierno decidió pausar un ciclo de 11 recortes consecutivos a la tasa de interés, debido a un alza en la trayectoria prevista para la inflación.

El Banco Central mantuvo la tasa sin cambios en diciembre pasado, argumentado que continuar con un alto a las reducciones brindaría espacio para confirmar la trayectoria de la inflación hacia el rango objetivo de 3 por ciento +/- un punto porcentual.

Sin embargo, esa decisión fue dividida pues dos subgobernadores, Gerardo Esquivel y Jonathan Heath, votaron a favor de recortar el referencial en 25 puntos base. De hecho, Heath ya se mostró a favor de reducir la tasa en esa cantidad por dos reuniones consecutivas.

En las minutas de la reunión de diciembre pasado, Heath señaló que si la institución optaba por mantener el ‘freno’ a los recortes, se perdería la oportunidad de contar con una postura monetaria más acomodaticia.

Al respecto, Banxico señaló en su comunicado de política monetaria que la pandemia de COVID-19 ha significado una presión al alza en los precios de mercancías, pero a la baja en los de los servicios.

"Las expectativas de la inflación general para el cierre de 2021 aumentaron ligeramente y las de mediano y largo plazos se mantuvieron estables en niveles superiores a la meta de 3 por ciento", añadió.

La institución señaló que una mayor apreciación del peso o mayores medidas de distanciamiento social por el COVID-19 podrían provocar una tendencia a la baja en la inflación (en enero, se ubicó en 3.54 por ciento), mientras que un fortalecimiento del dólar y presiones de costos para las empresas pueden ocasionar un nuevo aceleramiento.

La decisión más reciente del Banco de México se da en el contexto de una caída de 8.5 por ciento del PIB en 2020, según la estimación oportuna del Inegi, y que es la peor contracción en casi 90 años provocada por la pandemia de COVID-19. Además, en el marco de una desaceleración constante en el ‘rebote’ que la economía del país experimentó tras el reinicio de actividades en junio del año pasado.

Si bien el crecimiento económico no está dentro del mandato único del Banxico, los recortes a la tasa de interés pueden aumentar el consumo interno y, con ello, servir de impulso para el PIB.

Al respecto, el Banco Central señaló que durante el último trimestre de 2020, la actividad económica nacional mejoró a un ritmo "ligeramente" mejor del previsto.

"Si permanece por debajo de los niveles previos a la pandemia, en un entorno incierto y con riesgos a la baja", agregó.

A esto se suma también el recrudecimiento de la pandemia: en enero, México registró su mes con más muertes por el nuevo coronavirus (32 mil 729) y el número de estados en semáforo rojo, el nivel de máxima alerta, pasó a más del doble.

Además, la vacunación en el país se encuentra prácticamente detenida, a la espera de nuevas vacunas.

El subgobernador de Banxico, Jonathan Heath, comentó a través de su cuenta de Twitter que lo destacable es que todos los miembros votaron por el recorte.

“Si bien la reducción de 25 puntos base era lo que más se esperaba, lo que fue notorio es que la decisión fue de 5-0”, expuso.

“La principal sorpresa fue que la votación fue unánime. El último encuentro fue un 3-2 a favor de mantener las tasas, pero hoy Irene Espinosa y el gobernador Díaz de León se unieron al bando más flexible, y es una señal de que la debutante Galia Borja puede ser más moderada que su predecesor Javier Guzmán”, indicó Sanghani Nikhil, economista para América Latina de Capital Economics.

Agregó que dado este cambio, y con la probabilidad de que la economía se mantenga débil durante el primer trimestre de este año, la posibilidad de un recorte adicional en la tasa de interés aumentó para la próxima reunión de finales de marzo.

También para Carlos Serrano, y Javier Amador, de BBVA, la tendencia esperada de inflación y la probabilidad de que la economía se debilite más en el momento de la próxima reunión, elevan la posibilidad de un recorte para marzo.

“La menor inflación junto con la necesidad de más estímulo en un contexto de una Junta más flexible respalda nuestra opinión de que Banxico bajará la tasa de política a 3.5 por ciento este año”, indicaron en un reporte.

Alonso Cervera, economista en jefe para América Latina de Credit Suisse, indicó que no se vislumbran presiones inflacionarias en marzo, lo que abriría la puerta a un nuevo ajuste a la baja en la tasa de interés objetivo.

“No veo cambios importantes en la inflación general y subyacente de aquí a la próxima reunión del 25 de marzo. Esto permitiría un ajuste adicional en la política monetaria. Tampoco se menciona en el comunicado de hoy que se esté llegando a un límite en las bajas”, aseveró

Alberto Ramos, economista en jefe para América Latina de Goldman Sachs, sostuvo que esta decisión estuvo en línea con el consenso, además, consideró que el tono del mensaje dado por Banxico indicaría que aún no se cierra por completo la posibilidad a más recortes.

“En cualquier caso, la puerta para recortes adicionales no está totalmente cerrada, las decisiones futuras de tasas aún estarán influenciadas por los próximos datos”, abundó.

Analistas de Grupo Financiero Banorte reiteraron su expectativa de dos recortes de 25 puntos base en la tasa de interés para este año, específicamente en las reuniones de marzo y mayo, con lo que la tasa se ubicaría en 3.5 por ciento y en ese nivel concluya el ciclo de bajas.

Charles Seville, director sénior y colíder de América para Fitch Ratings, apuntó que este recorte ya estaba esperado, dadas las recientes decisiones de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed).

“El recorte de hoy (el jueves) es el esperado dada la desaceleración de la inflación desde el año pasado y la guía de la Fed sobre tasas y compras de bonos. Al mantener las tasas relativamente altas en comparación con algunos otros bancos centrales importantes de mercados emergentes, vemos a Banxico consciente de los riesgos externos e internos priorizando y manteniendo ancladas las expectativas de inflación”, dijo.

Con información de Guillermo Castañares.

Te puede interesar:

López Obrador da su pronóstico para economía de México en 2021: 'creceremos hasta 5%', dice