‘Código 5-5’: Banxico recorta tasa por quinta vez en el año; queda en 5%, su nivel más bajo desde noviembre de 2016
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

‘Código 5-5’: Banxico recorta tasa por quinta vez en el año; queda en 5%, su nivel más bajo desde noviembre de 2016

COMPARTIR

···
menu-trigger

‘Código 5-5’: Banxico recorta tasa por quinta vez en el año; queda en 5%, su nivel más bajo desde noviembre de 2016

bulletEl Banco Central aplicó una nueva reducción de 50 puntos base a su referencial.

Diego Caso
25/06/2020
Actualización 25/06/2020 - 13:10
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El Banco de México (Banxico) recortó este jueves su tasa de interés por quinta vez en 2020, en línea con lo esperado por el mercado.

La reducción fue de 50 puntos base, por lo que el referencial quedó en 5 por ciento.

Es el nivel más bajo de la tasa desde noviembre de 2016, cuando se encontraba en 5.25 por ciento.

La decisión de la Junta de Gobierno del Banco Central fue unánime.

En lo que va de este año, la tasa de interés ha sufrido recortes por 225 puntos base en total. Los últimos cuatro ajustes, incluido el de este jueves, han sido de 50 puntos base, en tanto que el primero, en febrero, fue de 25 puntos.

En su comunicado de Política Monetaria, el Banxico subrayó la contracción experimentada por la economía nacional durante los primeros tres meses del año, debido a la pandemia del COVID-19 y a las medidas que se han aplicado para contener su propagación.

"La información disponible indica que las afectaciones derivadas de la pandemia se exacerbaron en abril. Si bien la reapertura de algunos sectores y regiones en mayo y junio propiciará cierta recuperación en la actividad económica, la afectación ha sido considerable y persiste incertidumbre", apuntó.

Por ello, la Junta de Gobierno del Banco Central indicó que sus acciones serán determinadas con base en información que considere la afectación a la producción y la evolución del "choque financiero".

Respecto a la inflación, Banxico consideró que el balance de riesgos se mantiene incierto, esto ante riesgos al alza como posibles problemas de suministro de algunos bienes y servicios y mayores costos o nuevos episodios de depreciación del peso, y riesgos a la baja como menores presiones inflacionarias a nivel global.

En la primera quincena de junio, la inflación tuvo una variación de 3.17 por ciento a tasa anual, su mayor nivel desde marzo, aunque continua dentro del rango objetivo fijado por el Banco de México (3 por ciento, +/- un punto porcentual).

Esta es la primera decisión de Política Monetaria que el Banxico da a conocer después de su actualización de pronósticos para la economía de México en 2020, en los cuales prevé una contracción de 8.8 por ciento en el escenario más adverso.

De llegarse a concretar esa caída, sería la mayor para el Producto Interno Bruto (PIB) nacional desde 1932, cuando la economía se contrajo más de 14 por ciento, de acuerdo con el documento Series estadísticas de la economía mexicana en el siglo XX de la Facultad de Economía de la UNAM.

Esa previsión es cercana a la del consenso de los analistas consultados por el Banco Central, que estimaron una contracción de 8.16 por ciento para 2020.

La economía nacional ya presentó una caída en el primer trimestre del año, periodo en el que se presentó el primer caso confirmado de COVID-19 (28 de febrero) y se aplicaron las primeras medidas de confinamiento en el país (23 de marzo, con el inicio de la Jornada Nacional de Sana Distancia).

Durante los primeros tres meses del año, la economía se contrajo 2.2 por ciento a tasa anual, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en mayo.

Se proyecta que la caída para el segundo semestre será aún más severa, pues durante abril y mayo miles de negocios y empresas de actividades consideradas como no esenciales tuvieron que detener sus actividades, esto como parte de las medidas aplicadas para detener la propagación del nuevo coronavirus.

Analistas consultados por Banxico prevén que la contracción sea de 14 por ciento para el segundo trimestre, mientras que el banco de inversión JPMorgan calcula que la contracción podría llegar incluso a 40 por ciento.