Informalidad obstaculiza la productividad y las inversiones, advierte el FMI
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Informalidad obstaculiza la productividad y las inversiones, advierte el FMI

COMPARTIR

···

Informalidad obstaculiza la productividad y las inversiones, advierte el FMI

Para acelerar el crecimiento de una economía emergente como México, el FMI recomienda implementar de forma simultánea reformas enfocadas a los mercados laborales, comercio, gobernanza y finanzas internas y externas.

Redacción
09/10/2019
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La informalidad es un obstáculo para elevar la productividad de las compañías de un país y las inversiones, advierte el Fondo Monetario Internacional (FMI).

“La formalización impulsa la producción al incrementar la productividad de las compañías y las inversiones de capital. Por esta razón, la recompensa de las reformas tiende a ser mayor cuando la informalidad está muy generalizada”, exponen Romain Duval y David Furceri, economistas del organismo internacional en el artículo 'Como reiniciar el crecimiento en mercados emergentes y economías en desarrollo'.

En el estudio, publicado en su edición de octubre sobre el Capítulo 3 del reporte de Perspectivas Económicas Mundiales (WEO), señalan que a una economía emergente como se le considera a México, le tomaría 50 años reducir a la mitad la diferencia en los estándares de vida respecto a economías avanzadas.

Para acelerar su crecimiento y productividad, el FMI recomienda implementar de forma simultánea reformas enfocadas a los mercados laborales, comercio, mercados productivos, gobernanza y finanzas internas y externas.

De hacerlo, se podría dar un crecimiento de 7 por ciento en el producto al cabo de seis años, lo que podría incrementar el crecimiento del PIB per cápita anual en cerca de 1 punto porcentual, duplicando la velocidad promedio en que converge el ingreso respecto a los niveles de países avanzados y uno de los canales a través de los cuales las reformas incrementan la producción, es reduciendo la informalidad.

Sin embargo, advierte que no siempre se tiene éxito y señala a México entre los países que tuvieron actividad reformadora entre 1988 y 1997 pero fallaron en converger con los ingresos de las economías avanzadas durante la siguiente década debido al predominio y crecimiento de la informalidad.

“En algunos casos, como México, esto podría reflejar beneficios decepcionantes de las reformas debido a las distorsiones microeconómicas generalizadas que han fomentado la informalidad”, expone el reporte en el Capítulo 3 y añade que la experiencia de México pone de relieve la variación en la respuesta a la informalidad en las áreas de reforma y su dependencia del diseño.

“A pesar de las importantes reformas macroeconómicas durante la década de 1990, la informalidad ha aumentado considerablemente coincidiendo con un lento crecimiento de productividad”, señaló en referencia a México.

Refiere que el aumento de la informalidad se debió a la introducción de nuevas políticas como cambios en los beneficios relativos proporcionados por los programas de seguro social contributivos y no contributivos, a principios de la década del 2000, que desincentivaron a trabajadores para formalizarse.

Tras su investigación, concluye que las reformas pueden generar beneficios considerables, pero estas ganancias tardan en materializarse y varían según los diferentes tipos de regulaciones.

Sobre una reforma para establecer medidas anticorrupción, encontró que los efectos son considerables a corto plazo y se estabilizan en alrededor del 2 por ciento en la producción a mediano plazo. En reformas en las áreas de finanzas externas, comercio, mercados de productos y mercados laborales, las ganancias son aproximadamente del 1 por ciento seis años después de la reforma.