México tiene espacio para más recortes a la tasa de interés, afirma el subgobernador Esquivel
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

México tiene espacio para más recortes a la tasa de interés, afirma el subgobernador Esquivel

COMPARTIR

···
menu-trigger

México tiene espacio para más recortes a la tasa de interés, afirma el subgobernador Esquivel

bulletEl subgobernador del Banxico comentó que, dependiendo de cómo evolucionen los precios, se tomará o no dicho espacio.

Bloomberg / Nacha Cattan y Juan Pablo Spinetto
31/07/2020
Actualización 31/07/2020 - 11:25
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El subgobernador del Banco de México (Banxico), Gerardo Esquivel, dijo que podría haber en la tubería más de un recorte de tasas de interés para México este año, ya que los responsables políticos tienen espacio para seguir flexibilizando la política monetaria.

Esquivel, uno de los cinco miembros de la junta que deciden sobre las tasas, comentó en una entrevista en video que un aumento reciente en la inflación no fue sorprendente y probablemente no persistirá. No descartaría la posibilidad de que las tasas, una vez que se resta la inflación, caigan en territorio negativo si las condiciones lo justifican y si es necesario.

"Dependiendo un poco de cómo los precios continúan evolucionando en el futuro, podemos o no tomar este espacio que algunos de nosotros consideramos que existe en las tasas de interés", declaró. "Veremos si hay espacio para hacerlo en las decisiones posteriores que tomaremos en agosto y en septiembre, y más hacia el final del año".

El Banco Central ha reducido los costos de endeudamiento en 3 puntos porcentuales a 5 por ciento en los últimos 12 meses, acelerando su ciclo de alivio una vez que la pandemia de COVID-19 golpeó al país en marzo. Las tasas de México siguen siendo una de las más altas entre las naciones del G-20 y los economistas en promedio solo ven un recorte más este año, en agosto, incluso cuando la economía se contraerá 9.6 por ciento.

Esquivel agregó que no sabía qué pasaría después de agosto y que dependería de cómo funcionen varios indicadores.

El economista se unió a la junta del Banxico a principios del año pasado, luego de ser nombrado por el presidente Andrés Manuel López Obrador. Después de expresar inicialmente su disidencia con el resto de la junta usualmente agresiva, Esquivel ha estado de acuerdo últimamente con el ritmo y la magnitud del ciclo de relajación del banco.

La inflación se aceleró a principios de julio más de lo que los economistas esperaban al 3.59 por ciento, desde el 2.15 por ciento de abril, impulsado por el aumento de los precios de alimentos y de la gasolina. El Banco Central apunta a la inflación al 3 por ciento, más o menos 1 punto porcentual.

Esquivel señaló que muchos motivos pueden estar detrás de los altos costos de los alimentos, incluyendo a las personas que pagan más para comprar más cerca de casa y las empresas que aprovechan el bloqueo provocado por el COVID-19. "Podemos pensar en muchos factores que podrían explicar este comportamiento, ninguno de los cuales me parece causar persistencia en la inflación en el futuro", apuntó.

Esquivel manifestó que no buscaría tasas reales negativas y que no debería ser un objetivo, pero si la inflación cae por debajo o cerca del objetivo, "personalmente no tendría ningún problema en hacerlo si las circunstancias lo respaldaran".

La economía de México registró una contracción récord de 17.3 por ciento en el segundo trimestre en comparación con los tres meses anteriores, según datos preliminares publicados el jueves. Una respuesta nacional fortuita a la pandemia perjudicó los empleos y la producción al no frenar el brote, lo que representa un desafío para el presidente López Obrador.

Esquivel consideró que será hasta finales de 2022 cuando la producción vuelva a los niveles previos a la pandemia, expresando un pronóstico similar al de la Secretaría de Hacienda. Algunos expertos son más pesimistas: Jessica Roldán, economista de la corredora mexicana Finamex, afirmó que el Producto Interno Bruto (PIB) tardará siete años en recuperar los niveles vistos antes de la crisis.

El subgobernador explicó que la decisión del Banco Central de ajustar las facilidades de liquidez para las pequeñas empresas el jueves surgió de la preocupación de que eran demasiado inflexibles. Un ajuste incluye permitir que los instrumentos financieros se extiendan hasta 36 meses. Con estos cambios, ahora corresponde a los bancos hacer su parte y prestar, comentó.