Vamos a revisar qué se negoció en el TPP11 y si tiene que ajustarse lo haremos: Alfonso Romo
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Vamos a revisar qué se negoció en el TPP11 y si tiene que ajustarse lo haremos: Alfonso Romo

COMPARTIR

···

Vamos a revisar qué se negoció en el TPP11 y si tiene que ajustarse lo haremos: Alfonso Romo

Alfonso Romo, jefe de la oficina de la Presidencia, dijo que en los próximos 6 meses se tendría que saber la situación de cada sector del país para tomar una decisión apegada al marco legal.

Daniel Blanco
14/03/2019
Actualización 14/03/2019 - 19:57
Alfonso Romo, jefe de la Oficina de Presidencia.
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El jefe de la oficina de la Presidencia, Alfonso Romo, expuso que la nueva administración analizará lo que se negoció en el Acuerdo Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP, por sus siglas en inglés), y si se tiene que hacer algún ajuste dentro de los parámetros legales lo harán.

“Hay que revisar qué negociamos (en el TPP), qué nos conviene y qué no nos conviene. Lo vamos a estudiar para ver cómo afecta, en qué afecta a cada sector, para poder prepararnos, y que la industria se prepare y si tenemos que hacer algún ajuste dentro del marco legal, lo haremos”, dijo Romo en el marco del Encuentro Nacional de la Cadena Fibra-Textil-Vestido.

El funcionario agregó que el análisis del acuerdo comercial, que integra a México y a otros 10 países de la región Asia-Pacífico que entró en vigor el 30 de diciembre, se hará de la mano con la industria nacional; sin embargo, estimó que en los próximos 6 meses se tendría que saber la situación de cada sector.

“Según la industria, depende de cuánto tardemos, porque cada industria nos va a presentar un análisis, y ellos (textil) quedaron en dos meses o tres meses pasar el impacto. En los próximos 6 meses tenemos que saber (la situación general)”, apuntó Romo.

Una de los sectores que más había levantado la voz en cuanto a las afectaciones potenciales del CPTPP había sido el textil, ya que consideraban que, de no contar con protecciones adecuadas mediante mecanismos como cartas paralelas, países como Vietnam podrían 'depredar' el sector a los pocos años de que el acuerdo comercial entrara en vigor.

José Cohen, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Textil (Canaintex), señaló que percibe mayores posibilidades de materializar estas cartas paralelas con la nueva administración.

“Nosotros estamos viendo una mejor disposición con este nuevo Gobierno: unas ideas diferentes, una idea de no proteger, sino de mirar a nuestro país y cuidar a la fuerza laboral", dijo Cohen.

Además, expuso que también ve un interés de cuidar a la industria y tener un marco de competitividad, de legalidad y de igualdad de circunstancias, la famosa cancha pareja: "creo que esta visión sí es convicción del Presidente y del resto de su gabinete”.

El líder textilero dijo que el acercamiento con Vietnam para ver las alternativas existentes se realizaría en los próximos meses.

Lo que se buscaría en dichos encuentros es que se realice un acuerdo bilateral para que por medio de una carta paralela se suspenda la lista de escaso abasto, que es un mecanismo que impulsó Estados Unidos cuando aún estaba en el barco del TPP12 y permite utilizar insumos no originarios en la confección de prendas, apelando que no hay abasto de dichos insumos en la región, y de esta forma, posteriormente, pueden ser exportados como bienes originarios y con las preferencias arancelarias que brinda el CPTPP.

“Hoy el país en dónde más subsidio hay, en dónde más empresas paraestatales, en donde las prácticas comerciales no son leales y en dónde más afectación vamos a tener es con Vietnam, por eso lo que estamos buscando es eliminar esta lista de escaso abasto, lo que menos queremos es que ahora Vietnam nos empiece a exportar bienes, insumos, de otros países y que goce de un libre arancel”, expuso Cohen.

Sin las protecciones que se solicitan en el CPTPP se estima el sector textil y de confección vería 360 mil empleos directos, formales e informales eliminados en los primeros 5 años transcurridos después de la entrada en vigor.