¿Y si el acuerdo comercial entre EU y China se 'estanca' en la fase uno?
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Y si el acuerdo comercial entre EU y China se 'estanca' en la fase uno?

COMPARTIR

···
menu-trigger

¿Y si el acuerdo comercial entre EU y China se 'estanca' en la fase uno?

bulletLas elecciones presidenciales en EU el próximo año podrían reducir el espacio de las negociaciones de las siguientes fases del pacto, consideran especialistas.

Bloomberg / Shawn Donnan
13/12/2019
Guerra comercial
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Se espera que el presidente Donald Trump presente formalmente un acuerdo provisional con China este viernes para evitar una mayor escalada de una guerra comercial que durante casi dos años ha pesado sobre las economías más grandes del mundo y, por lo tanto, prácticamente con cualquier país o empresa que haga negocios en ellas.

No obstante, este acuerdo ya enfrenta una pregunta de aliados políticos, rivales, analistas y grupos empresariales por igual que probablemente definirá el lugar del acuerdo en la historia económica: ¿Qué pasa si, después de todos esos aranceles y todo ese drama, eso es todo? ¿Qué pasaría si el acuerdo está destinado a quedarse en la fase uno y nada más?

Trump y sus asesores prometieron que el acuerdo parcial que el presidente anunció por primera vez el 11 de octubre tendrá más fases. Esto se debe a que, si bien el acuerdo inicial puede hacer que China aumente sus compras agrícolas hasta en 50 mil millones de dólares anuales y se comprometa con la moneda y la aplicación de la propiedad intelectual, no incluye nada respecto a cuestiones estructurales más potentes, como la gran red de subsidios que ha impulsado el auge global de muchas empresas chinas.

Si bien Trump ha insistido en que seguirán otras dos fases, muchos analistas ven con escepticismo de que se pueda avanzar más durante un año electoral en EU que podría agotar el tiempo para los chinos.

“Después de los altibajos en los últimos dos años que derivaron en un acuerdo parcial, no estoy seguro de que ambos países tengan el 'estómago' para volver a estos problemas con urgencia”, señaló Wendy Cutler, veterana negociadora comercial actualmente en Asia Society Policy Institute. “Un acuerdo comercial de fase uno es un paso positivo, pero parece que este acuerdo no alcanzará los cambios fundamentales a largo plazo en el régimen comercial de China que la administración presentó hace un par de años”.

El hecho de que Trump parezca dispuesto a ofrecer un alivio arancelario a cambio ha agitado a los 'halcones' de China en Washington, que temen que después de atreverse a enfrentarse a Beijing de una manera que ningún presidente anterior lo haya hecho con sus aranceles, Trump está renunciando a un apalancamiento que podría extraer futuras concesiones.

Marco Rubio, quien ha declarado su reclamo como el 'halcón' republicano más directo de China en el Senado, instó el jueves a la Casa Blanca en un tuit a no renunciar al apalancamiento arancelario.

Todas esas preocupaciones siguen siendo prioritarias para una comunidad empresarial estadounidense que ha presionado fuertemente contra los aranceles de la administración Trump y ha cuestionado la eficacia de sus tácticas, incluso después de haber respaldado su diagnóstico de los problemas que deben abordarse en China.