menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Aranceles de EU 'chocan' a la industria automotriz

COMPARTIR

···
menu-trigger

Aranceles de EU 'chocan' a la industria automotriz

bulletLas acciones de firmas automotrices se vieron afectadas por el nuevo frente que Donald Trump abrió en la guerra comercial mundial.

Reuters Notimex
31/05/2019
Actualización 31/05/2019 - 12:04
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Las acciones de las principales automotrices y proveedores de autopartes mundiales se desplomaban este viernes después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó con imponer aranceles a las importaciones de México, lo que podría dañar un modelo de fabricación establecido hace décadas.

Desde la japonesa Mazda a la alemana Volkswagen , pasando por la estadounidense General Motors, las acciones de firmas automotrices se vieron afectadas por el nuevo frente que se abrió en la guerra comercial global.

Como una medida para contener el aumento de la inmigración ilegal a Estados Unidos a través de su frontera sur, Trump dijo que aplicará gravámenes de 5 por ciento a todos los bienes provenientes de México y que aumentará ese monto mensualmente hasta alcanzar 25 por ciento en octubre, a menos de que México tome acciones inmediatas.

Su anunció ocurrió a escasos días de que fueron levantadas las tarifas al acero y aluminio mexicanos, que habían sido replicadas por México con acciones equivalentes a productos agrícolas estadounidenses.

La decisión podría golpear a muchas compañías globales -incluyendo a firmas asiáticas y estadounidenses-, con especial vulnerabilidad para la industria automotriz.

"Si no quieren pagar aranceles si empiezan a subir, las compañías tendrán que abandonar México, que se ha quedado con 30 por ciento de nuestra industria automotriz, y regresar a Estados Unidos", afirmó Trump en un tuit este viernes.

Durante años, las automotrices han fabricado vehículos en México aprovechando los costos laborales más bajos, sus acuerdos comerciales y la proximidad con Estados Unidos, el mayor mercado de automóviles del mundo después de China.

"Los márgenes son tan estrechos en el mercado estadounidense actualmente que no hay manera de que las automotrices no trasladen estos aranceles a los clientes", dijo Janet Lewis, analista de Macquarie Securities.

"El factor desconocido es el impacto sobre los proveedores, ya que los componentes podrían moverse de ida y vuelta entre México, Estados Unidos y Canadá hasta 20 veces antes de llegar a la línea de ensamblaje de los autos", añadió.

En Japón, las acciones de Toyota Motor cayeron 3 por ciento, mientras que las de Nissan Motor cedieron 5 por ciento y las de Honda Motor bajaron 4 por ciento. Los papeles de Mazda arrojaron la mayor caída con un descenso de casi 7 por ciento.

En Europa, los candidatos a fusionarse Fiat Chrysler y Renault lideraban los declives de las automotrices, con desplomes de 5 por ciento, mientras que el proveedor de autopartes Faurecia perdía 4 por ciento.

General Motors y Fiat Chrysler importan de fabricantes mexicanos 29 y 24 por ciento, en cada caso, de las autopartes de sus automóviles y camiones que venden en Estados Unidos, mientras las importaciones de autopartes de Ford suman 17 por ciento en este mismo rubro.

Podría sorprender a los inversionistas el alto número de unidades terminadas y autopartes que los armadores estadounidenses importan de México, señaló el Deutsche Bank.

Ejemplificó que 41 por ciento de los casi 586 mil de los modelos Silverado de General Motors que se venden en Estados Unidos son hechos en México.

Bloomberg, por su parte, citó que que el valor de automóviles, camiones de carga, autobuses y para propósitos especiales importados desde México al mercado estadounidense sumó 68 mil millones de dólares el año pasado, de acuerdo a la Oficina del Censo de ese país..

Las tarifas elevarán los precios de venta en Estados Unidos y afectará la demanda, dijo Seiichi Miura, analista del Mitsubishi UFJ Morgan Stanley.

Tarifas de 5 por ciento sobre las importaciones mexicanas que suman 346 mil millones de dólares en total, significan alrededor de 17 mil millones de dólares.

El impacto de esta medida afectará más al consumidor estadounidense que las medidas similares impuestas a China, pues incidirán en productos alimentarios y más directamente observables, dijo el jefe de economistas de Bloomberg, Tom Orlik.

Desde la perspectiva legal y legislativa, inclusive miembros republicanos de la Cámara de Senadores la encontraron cuestionable.

El senador republicano por Iowa, Chuck Grassley, señaló tras conocer la medida que se trata de una mala interpretación de las atribuciones presidenciales en la materia. "Apoyo casi todas las medidas de la Administración Trump, pero esta no es una de ellas", acotó.

Bloomberg también había advertido de las posibles consecuencias a las importaciones de petróleo mexicano que podrían reducir a la mitad el margen de ganancia por barril.

Indicó que la tarifa de 5 por ciento significa tres dólares por barril del tipo Maya, que deja una ganancia de 6.5 dólares cuando se le refina para combustible, es decir, que esa ganancia se reduciría prácticamente a la mitad.