Autos en México se encarecerán por cambios en el T-MEC, advierte la AMDA
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Autos en México se encarecerán por cambios en el T-MEC, advierte la AMDA

COMPARTIR

···
menu-trigger

Autos en México se encarecerán por cambios en el T-MEC, advierte la AMDA

bulletEn 7 años, 70% del acero usado en el sector debe provenir de Norteamérica.

Axel Sánchez
12/12/2019
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Las nuevas condiciones de contenido regional del acero que usa la industria automotriz de Norteamérica, aprobadas en la modificación al Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) provocarán que aumenten los precios de los vehículos, advirtió Guillermo Rosales, director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

Las modificaciones acordaron un periodo de transición de siete años para que el 70 por ciento del acero en autos sea fundido en la región.

El directivo añadió que este posible aumento en la materia prima, derivado de un alza en la demanda de acero regional, terminará por presionar los márgenes de la cadena productiva del sector automotor, que tendrán que trasladar las alzas a los compradores regionales.

“Esto traerá como consecuencia el encarecimiento de la producción en Norteamérica que debe ser compensado con disminución de los márgenes de la cadena automotriz, incluyendo distribuidores, y también se reflejaría un aumento en el precio de los automóviles”, destacó el representante industrial que apuntó que nos es posible saber cuándo y cuánto se incrementaría el valor de los vehículos.

El T-MEC, que aún debe ser ratificado, obligará a que en un periodo de siete años el 70 por ciento del acero utilizado en automóviles sea fundido y vaciado en la región de América del Norte. 

Eso complicaría la calificación para los automóviles producidos en México, cuyas losas de acero a menudo se producen en naciones como Brasil, Japón y Alemania.

En entrevista con El Financiero, el directivo de la AMDA destacó que está modificación impuesta por la administración de Donald Trump implicaría que el acero se considere originario sólo cuando su primera fundición para hacerlo planchón se haga en la región de América del Norte, cuando antes se consideraba originaria sólo cuando se hacía la transformación de este planchón a lamina automotriz.

Sin embargo, reconoció que al ceder México en este aspecto se logró la aprobación del T-MEC, “esto quitaría uno de los factores de incertidumbre que se marcaron sobre la economía nacional, pues ya habría una claridad para la llegada de inversiones de largo plazo que estaban pendientes para el país”.

Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), dijo en conferencia que el efecto que puede generar esta medida depende de cada empresa automotriz que ensambla en la región.

“Hay que preguntarles a las empresas más importantes cuál es su postura, lo más significativo para nosotros es que el cambio de regla nos permita llegar al 70 por ciento, nosotros lo que buscamos es cumplir”, indicó.

Sobre posibles inspecciones de Estados Unidos en materia laboral, Óscar Albín, presidente de la Industria Nacional de Autopartes (INA), destacó que en general el sector cumple con las normas que marca el país en la materia.

Por su parte, Guillermo Rosales, descartó que los paneles de controversia signifiquen problemas. “Mientras sea bajo los términos de los paneles de controversia, no vemos problema, lo que no se podía aceptar era que los sindicatos de Estados Unidos se metieran en el proceso”, dijo Rosales.

Esto, debido a que en materia laboral, se acordó activar los paneles laborales.